Como ya muchos sabemos, el mes de septiembre suele ser el mes más activo del año para los ciclones tropicales en todo el mundo, pero en éste 2018 en particular, se llegaron a formar 21 ciclones tropicales denominados activos en algún momento del mes, tan solo uno menos que el récord de 22 establecido en 1966. A pesar de que las condiciones en el Atlántico tropical y el Caribe no fueron tan favorables para la formación de ciclones tropicales como en 2017, la región tuvo la oportunidad de ver un total de siete tormentas con nombre durante el pasado mes de septiembre. Florence fue el huracán más importante que trajo más de 750 mm de lluvia e inundaciones severas a Carolina del Norte en los Estados Unidos. Gordon tocó tierra como una tormenta tropical en el sur de los Estados Unidos y Helene permaneció en el Atlántico oriental y afectó al Reino Unido y la República de Irlanda como una tormenta “post-tropical”. Isaac era una tormenta tropical que se debilitaba al encontrarse con las condiciones desfavorables en el Caribe, pero aun así trajo fuertes lluvias a algunas islas como lo hizo Kirk un par de semanas después. Este último produjo algunas inundaciones severas en Barbados.

Los huracanes Florence y Helene con la tormenta tropical Isaac observados a las 13:45 GMT del 10 de septiembre de 2018 (Crédito: RAMMB / CIRA).

Si observamos la temporada de huracanes del Pacífico oriental en 2018, ha sido muy activa. En septiembre, los huracanes Miriam y Norman permanecieron lejos de la tierra, pero Olivia trajo fuertes lluvias e inundaciones a partes de Hawai, y luego se debilitó en su viaje hacia el Pacífico central. Paul fue una tormenta tropical débil, pero cuando finalizó el mes, la tormenta tropical Rosa, que antes era un huracán, amenazó con provocar inundaciones repentinas en zonas del noroeste de México, el sur de California y Arizona. Se espera que la tormenta tropical Sergio se convierta en un huracán en aguas abiertas a principios de octubre. En el Pacífico Oeste el mes comenzó con el tifón Jebi trayendo fuertes vientos y lluvias en áreas de Japón. Mangkhut se desarrolló poco después moviéndose hacia el norte de Filipinas como un poderoso tifón que causó la pérdida de vidas y daños severos causados ​​por el viento y las inundaciones. Mangkhut también tuvo graves impactos sobre Hong Kong. Barijat llegó al sur de China como una tormenta tropical débil, pero el siguiente en la línea fue Trami, que se convirtió en otro poderoso tifón. Después de moverse lentamente durante varios días al Este de Taiwán, finalmente cruzó las islas Ryukyu y las principales islas de Japón en una ubicación similar a Jebi unas semanas antes. Cuando finalizó el mes, el tifón Kong-rey parecía orientarse hacia Japón o Corea del Sur durante la primera semana de octubre.

El tifón Mangkhut visto a las 0800 GMT del 13 de septiembre de 2018 (Crédito: RAMMB / CIRA).

En otra parte del mundo

Walaka se convirtió en la primera tormenta en ser nombrada en la región del Pacífico central después de dos años y rápidamente se convirtió en un huracán. En la Bahía de Bengala, una depresión se fortaleció y se convirtió en la tormenta tropical Daye justo antes de tocar tierra y provocó inundaciones en algunas partes de la India. También hubo una inusual tormenta tropical en septiembre en el Pacífico Sur cerca de las Islas Salomón llamada Liua. Además de las tormentas tropicales mencionadas anteriormente, había otras depresiones tropicales más débiles en el Atlántico, el este y el oeste del Pacífico y el sur del Océano Índico. Finalmente, el Mediterráneo vio lo que a menudo se conoce como ‘medicane’ , que tocó tierra sobre Grecia como una probable tormenta tropical o subtropical que ocasionó graves inundaciones en algunas regiones. Dado que esto no fue nombrado oficialmente por ninguna agencia de advertencia de ciclones tropicales, no se ha incluido en el total de 21 tormentas con nombre para el mes de septiembre.

Fuente: Met Office Press Office

Otros artículos importantes: