En el día de ayer, luego de que muchos seguidores del clima espacial hiciéramos la observación del registro de una fuerte llamarada que expulsó nuestro astro rey, en muchos medios de comunicación se reseñó la información de que “Una llamarada solar se dirigía hacia La Tierra”. ¿Se imaginan un “chorro de candela o potente llamarada” viajando desde El Sol hacia La Tierra? Y cuando llegase a nuestro planeta ¿Qué consecuencias traería ésta gran llamarada? Inimaginables efectos.

Eyección de masa coronal captado por LASCO (The Large Angle and Spectrometric Coronagraph) uno de una serie de instrumentos a bordo del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO)

Eyección de masa coronal captado por LASCO (The Large Angle and Spectrometric Coronagraph) uno de una serie de instrumentos a bordo del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO)

La mancha Solar bajo el número 2158 produjo un llamarada solar X1.6 considerada de fuerte intensidad en el día de ayer, exactamente a las 17:45 UT. Posterior a esto, ocurre lo que se conoce como una eyección de masa coronal (CME) lo cual es una onda compuesta de radiación y viento solar que se desprende del Sol tras ocurrir éstos fuertes eventos. Esta onda en algunas ocasiones es muy peligrosa ya que, si llega a la Tierra y su campo magnético está orientado al Sur, puede dañar los circuitos eléctricos, los transformadores y los sistemas de comunicación, además de reducir el campo magnético de la Tierra por cierto período. Cuando esto ocurre, se dice que hay una tormenta solar. Sin embargo, si está orientado al Norte, rebotará inofensivamente en la magnetosfera. La magnetosfera o magnetósfera es una región alrededor de un planeta en la que el campo magnético de éste desvía la mayor parte del viento solar formando un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol. Igualmente cuando ocurren estas tormentas geomagnéticas se producen las hermosas auroras boreales y australes, las cuales se han previsto desde mañana en latitudes medias y altas. En conclusión lo que viaja a La Tierra (protegida por su campo magnético) es éste plasma solar que en muchas ocasiones pasa desapercibido por quienes no hacen seguimiento a éste tipo de fenómenos.

Actualmente el Space Weather Prediction Center de la NOAA, mantiene alerta G2 (Moderada) y G3 (Fuerte) ante posibles tormentas geomagnéticas desde mañana 12 de septiembre hasta el 14.  Además del S1 (leve) tormenta de radiación solar que está en curso como resultado de la erupción de ayer la cual puede persistir durante los próximos días.