La temperatura media de la superficie terrestre y oceánica en todo el Planeta fueron, durante el pasado mes, casi un grado centígrado (0,77 grados centígrados y 0,57 grados centígrados respectivamente) superiores a la media del siglo XX. Estos valores convierten al mes de agosto de 2013 en el cuarto más caliente desde 1980, según el último informe del Estado del Clima publicado por el Centro Nacional de Datos Climáticos de la Administración Estadounidense del Océano y la Atmósfera (NOAA, en sus siglas en inglés).

NOAA_466

Agosto fue el mes consecutivo 342° con una temperatura global por encima del promedio del siglo 20. El estudio mensual, además, señala que la media del verano, ha sido el quinto más caliente desde que se tienen datos, alcanzándose los 16,22 grados centígrados en la superficie mundial. También, hasta ahora, 2013, de enero a agosto, ha despuntado como el sexto de mayor temperatura global en más de tres décadas. En relación a las lluvias, los datos de la NOAA muestran una variabilidad significativa en el mundo. Así, ha remarcado el récord en precipitaciones alcanzado en puntos del centro de Estados Unidos o en el extremo oriental de la India, mientras que el Norte de Chile o sectores de Africa y Australia han sufrido sequías muy por encima de la media. En concreto en Europa, el estudio destaca Alemania donde ha llovido un 79 por ciento menos que en un verano normal. La próxima semana la ONU lanzará su esperado quinto informe de evaluación del IPCC (AR5) sobre el estado del clima mundial. Se espera para advertir que el aumento del nivel del mar se está acelerando y los océanos del mundo se están acidificando debido a su absorción de dióxido de carbono. También se espera que ofrezca razones para la disminución de la tasa de calentamiento en los últimos 15 años. La evidencia creciente sugiere que el calor puede ser transferido a los océanos mediante el cambio de los procesos naturales.