La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) ha publicado hoy una serie de recomendaciones para la redacción de las informaciones relacionadas con el Día Meteorológico Mundial, que se celebra mañana, 23 de marzo.

El nombre, en español, de la institución organizadora es, tal como aparece en sus propios documentos, “Organización Meteorológica Mundial”, no “Organización Mundial de Meteorología”, y su sigla es “OMM”.

En cuanto al uso de las mayúsculas en los nombres de las celebraciones, la fundación recuerda que, tal como señala la Ortografía académica, se escribe con mayúsculas iniciales en todas sus palabras: “Día Meteorológico Mundial”.

La ‘ciencia que trata de los meteoros, es decir, los fenómenos atmosféricos’ es la “meteorología”, por lo que no es correcta la forma “metereología”.

Al estado atmosférico se le llama “tiempo”, mientras que “climatología” es la ‘ciencia que estudia y clasifica los climas, es decir, los tipos de tiempo habituales en diferentes lugares’; por ello, lo apropiado es “Hoy el tiempo será adverso” y no “Hoy el clima será adverso”.

Otros términos que conviene diferenciar son “hidrológico”, que alude a las propiedades del agua y su distribución natural en la Tierra (“ciclo hidrológico”); “hídrico”, a lo relacionado con el agua (“recursos hídricos”), e “hidráulico”, al estudio del equilibrio y el movimiento del agua, así como a la ingeniería de su almacenamiento y conducción (“bomba hidráulica”).

Por último, la Fundéu BBVA, que trabaja asesorada por la Real Academia Española, señala que la lluvia y la nieve no “precipitan” ni “se precipitan”, sino que “caen”; además, “precipitar”, al contrario que “llover” o “nevar”, no es un verbo impersonal, por lo que lo apropiado es decir “hoy habrá precipitaciones (o lloverá, nevará…) en todo el país” y no “hoy precipitará en todo el país”.