Desde ayer, fuertes precipitaciones han cubierto buena parte de Venezuela, desde su porción Central hasta el Occidente del país. El huracán Rafael, aunque se encuentra fuera del Caribe en los 27.3°N 65.0°W, mantiene lo que algunos llaman “unas bandas de conexión” prolongadas hasta el Norte del Occidente venezolano. Otros definen esta prolongación como una especie de vaguada en bajos niveles. Lo cierto es que éste sistema aún bastante alejado de nuestro territorio, sigue proporcionando condiciones ambientales de humedad favorables para que se generaran estas lluvias desde ayer. En términos más digeribles para quienes menos dominan éste lenguaje técnico, el Huracán aún modula parte de los vientos que favorecen la formación de nubes productoras de lluvias y tormentas desde Colombia hacia el Occidente de Venezuela al igual que aporta humedad significante. En ningún momento se puede decir que Rafael afecta directamente el país.  El Huracán se aleja hacia el NNE con vientos de 140Kmh. En la siguiente imagen animada se puede apreciar claramente lo explicado:

El Centro Nacional de Huracanes en su última discusión de pronósticos, confirma lo que desde ayer les había señalado:

A medida que el sistema se aleje, perderá esta “conexión” por lo cual deberán mejorar las condiciones progresivamente en comparación a las últimas horas. Sin embargo en la tarde y noche nuevamente podríamos observar la formación de núcleos convectivos y por ende precipitaciones algunas acompañadas de actividad eléctrica. El INAMEH ha pronosticado cielos de parcial a nublados en buena parte de Venezuela.

“el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” (proverbio chino).