La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) acaba de escribir un nuevo capítulo crucial en la historia de la Física, al descubrir una nueva partícula subatómica cuyo comportamiento es ‘consistente’ con el bosón de Higgs, conocida popularmente como la ‘partícula de Dios’, fundamental para explicar por qué existe la materia tal y como la conocemos. Si no fuera por el bosón de Higgs, las partículas fundamentales de las que se compone todo, desde un grano de arena hasta las personas, los planetas y las galaxias, viajarían por el Cosmos a la velocidad de la luz y el Universo no se habría ‘coagulado’ para formar materia. Por ese motivo, el premio Nobel Sheldon Glashow la apodó como ‘the God particle’ (la partícula de Dios). “Puedo confirmar que se ha descubierto una partícula que es consistente con la teoría del bosón de Higgs”, explicó John Womersley, director ejecutivo del Consejo de Tecnología y Ciencia del Reino Unido, durante una presentación del hallazgo hoy en Londres. Joe Incandela, portavoz de uno de los dos equipos que trabajan en la búsqueda de la partícula de Higgs aseguró que “se trata de un resultado todavía preliminar, pero creemos que es muy fuerte y muy sólido”. Con los resultados presentados hoy es prácticamente un hecho que la partícula anunciada corresponde a la descrita por Peter Higgs en los años sesenta, sobre la que reposa el Modelo Estándar de la Física de Partículas. Tras terminar su presentación, el estruendoso aplauso en el auditorio del CERN en Ginebra no cesaba a pesar de que Incandela trataba de pedir la palabra para agradecer a toda la organización la colaboración y el ambiente científico donde ha podido desarrollar su investigación. Las palabras de Incandela se producen en la Conferencia Internacional de Física de Altas Energías (ICHEP 2012) que se celebra en Melbourne (Australia), donde se están exponiendo los resultados obtenidos por los experimentos ATLAS y CMS del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en 2012. El director del CERN, Rolf Heuer, ha comenzado la conferencia nervioso y ha afirmado que “hoy es un día muy especial en todos los sentidos”ATLAS, uno de los dos experimentos del CERN que busca el bosón de Higgs”, ha confirmado la observación de una nueva partícula a un nivel de 5 sigma, lo que implica que la probabilidad de error es de una en tres millones, una cifra que, oficialmente, es suficiente para dar por confirmado un descubrimiento. “Es dificil no estar emocionado con estos resultados”, ha dicho Sergio Bertolucci, director de investigación del CERN. “Con toda la precaución necesaria, me parece que estamos en un punto rompedor”. “Es un hito histórico, pero estamos solo al principio”, ha declarado por su parte Heuer, el director del CERN.

Muy cerca del objetivo

Los datos del CERN no son todavía tan concluyentes como para poder afirmar con total certeza que han encontrado la ‘particula de Dios’, pero están realmente cerca de alcanzar ese objetivo. “Hemos encontrado un nuevo bosón con una masa de 125,3 gigaelectrónvoltios, con un grado de consistencia de 4,9 sigma. Estamos de acuerdo con el modelo estándar en un 95%, pero necesitamos más datos”, explicó Icandela. “Observamos en nuestros datos claros signos de una nueva partícula, con un nivel de confianza estadística de 5 sigma (superior al 99,99994%), en la región de masas de alrededor de 125 GeV. El excepcional funcionamiento del LHC y ATLAS, y los enormes esfuerzos de mucha gente, nos han llevado a esta emocionante etapa”, asegura la portavoz del experimento ATLAS, Fabiola Gianotti, “pero se necesita un poco más de tiempo para preparar estos resultados para su publicación”. El portavoz del experimento CMS, Joe Incandela, explica: “Los resultados son preliminares, pero la señal de 5 sigma alrededor de 125 GeV que estamos viendo es dramática. Es realmente una nueva partícula. Sabemos que debe ser un bosón y es el bosón más pesado jamás encontrado”. Para Incandela, “las implicaciones son muy significativas y es precisamente por esta razón por lo que es preciso ser extremadamente diligentes en todos los estudios y comprobaciones”.

Nivel de certeza

Los físicos de partículas mantienen un consenso general acerca de lo que se puede considerar un ‘descubrimiento’: un nivel de certeza de 5 sigmas. La cantidad de sigmas mide la improbabilidad de obtener un resultado experimental fruto de la suerte en lugar de provenir de un efecto real. Se suele poner como ejemplo el lanzamiento de una moneda al aire y ver cuántas veces sale cara. Por ejemplo, 3 sigmas representarían una desviación de la media equivalente a obtener ocho caras en ocho lanzamientos seguidos. Y 5 sigmas, 20 caras en 20 lanzamientos. La toma de datos para la ICHEP 2012 concluyó el lunes 18 de junio después de un “exitoso primer periodo” de funcionamiento del LHC durante este año, según ha explicado del CERN. Precisamente, Heuer ha señalado que es el “impresionante trabajo” que ha tenido el LHC en 2012 lo que “ha elevado las expectativas de cara a un descubrimiento”. El equipo de expertos que trabaja para la organización en Ginebra ha diseñado la actividad del LHC para el primer periodo de 2012 de manera que obtuviera la máxima cantidad de datos posibles antes de que se celebrara el ICHEP. De hecho, se han obtenido más datos entre abril y junio de este año que en todo 2011. “La estrategia ha sido un éxito”, ha indicado el director general del CERN.

Para mayor información puedes entrar aquí.