Lanzada en 1997, Cassini ha estado de gira por el sistema de Saturno desde su llegada en 2004 para estudiar de cerca el planeta, sus anillos y sus lunas, y su inmensa magnetosfera. Ha realizado numerosos descubrimientos importantes, incluyendo un océano global con indicios de actividad hidrotermal dentro de la luna Encelado, y mares de metano líquido en otra luna, Titán. La nave espacial Cassini de la NASA ha conseguido unas nuevas imágenes de los anillos de Saturno con un detalle sin precedentes. Gracias a la increíble cercanía de la sonda, las fotografías permiten observar como nunca antes las partes exteriores de los anillos principales, lo que da a los científicos una oportunidad única de estudiar sus características. Pueden ver detalles tan pequeños como los 550 metros, lo que está en la escala de los edificios más altos de la Tierra.

Ahora, la sonda está a mitad de camino de la penúltima fase de su misión, 20 órbitas que se sumergen más allá del borde exterior del sistema de anillos principal. Comenzaron el pasado noviembre y continuarán hasta finales de abril, cuando Cassini comience su gran final. Durante esas 22 últimas órbitas, la nave se sumergirá en repetidas ocasiones a través de la brecha entre los anillos y Saturno. El primer paso de la gran final está programado para el 26 de abril, una serie de maniobras que harán que Cassini pase muy cerca de Titán para luego ser absorbida por la inmensa gravedad de Saturno. Pero por ahora, la veterana nave espacial está pasando más allá de los bordes exteriores de los anillos cada semana, recopilando algunas de sus mejores imágenes de los anillos y las lunas. Ya ha enviado las fotos más cercanas de la historia de las pequeñas lunas Dafne y Pandora. Algunas de las estructuras observadas en las últimas imágenes de la Cassini, como las que tienen forma de hélice, no habían sido visibles a este nivel de detalle desde que la nave llegó a Saturno. En ese momento, esos detalles finos, algunos causados por partículas de los anillos y otros por la aglutinación de pequeñas lunas incrustadas, no se habían visto. (Algunos estaban presentes en las imágenes de la llegada de Cassini, pero en realidad fueron descubiertos en un análisis posterior, el año siguiente). Después de casi 13 años dedicados al estudio de los anillos de Saturno desde la órbita, el equipo de Cassini tiene un gran conocimiento de lo que hay ahí, pero todavía anticipa nuevas sorpresas. En los próximos meses, esperan “datos aún más emocionantes”, aseguran.

Fuente: ABC, NASA

Otros artículos importantes: