Dos científicos rusos rechazan la teoría del calentamiento global y advierten que se acerca un nuevo periodo glacial, que comenzará a conquistar la Tierra a partir del año que viene.  Los investigadores rusos Vladímir Bashkin y Raúf Galiulin descartan la influencia antropogénica sobre el clima mundial, explicando los cambios en él con la existencia de varios ciclos de la actividad solar.

antartida3

Para ellos, las frecuentes declaraciones de Occidente acerca del calentamiento global son, en cierta medida, una exageración intencional, ya que “si llega el calentamiento global, entonces, la necesidad de combustibles tradicionales –petróleo, carbón y, especialmente, gas natural, exportado, en particular, desde Rusia-  debe reducirse, y por lo tanto, el precio de esta fuente de energía debe ser más bajo de lo que es ahora”, opinan los científicos. Asimismo, afirman que la Humanidad está ahora en el comienzo de un nuevo periodo del enfriamiento global, que está relacionado con la futura caída de la actividad solar.

“La pequeña Edad de Hielo” se iniciará en 2014 y llegará a su pico de temperaturas mínimas a mediados del siglo”, informan los investigadores rusos. “Primeramente la reducción de la temperatura será muy lenta, y, pasadas unas décadas, más activa”, añaden. Declaraciones similares fueron hechas el año pasado por el jefe del sector de investigaciones espaciales del Observatorio de Pulkovo de la Academia de Ciencias de Rusia, el doctor honorario Jabibulá Abdusamátov, que indicó que la temperatura comenzará a bajar a partir del 2014 hasta llegar a su pico en 2055. Asimismo, advirtió que “el descenso de temperatura afectará a muchos, a casi todos”, y destacó que “como ocurre a menudo, primero se habla de que todo esto es absurdo, que no es ciencia, que esto no puede ser, pero después resulta que algo al fin y al cabo tiene lugar”.

El Observatorio Astronómico Púlkovo, el más importante de Rusia, advirtió en una oportunidad que la amenaza que se cierne sobre el planeta no proviene, precisamente, del ascenso de la temperatura global de entre 1,8 y 4 grados centígrados para finales de siglo, sino del inicio de una nueva glaciación mundial. “A mediados del presente siglo XXI, en la Tierra comenzará un nuevo período glacial porque la energía proveniente del Sol, que comenzó a disminuir a partir de los años 90, alcanzará su punto de descenso máximo hacia el año 2041”, reveló recientemente Jabubiló Absusamátov, director del citado observatorio ruso. Durante cierto tiempo, la inercia térmica en los océanos atenuarán el enfriamiento del planeta, pero a partir de los años 2055-2060, el clima terrestre podría parecerse a una pequeña edad de hielo. “Será el retorno a tiempos prehistóricos de los períodos glaciales, el último de ellos hace 80.000 años, en la era Cuaternaria o Pleistoceno”, según afirmó el científico a la agencia rusa de información RIA Novosti. Durante esa glaciación en Europa, el hielo cubrió la mayor parte de la isla de Gran Bretaña, el norte de Alemania y Polonia, y en Norteamérica, sepultó el territorio de Canadá y la zona de los grandes lagos estadounidenses. Pese a ello, la amenaza de un descenso drástico de temperaturas no tendrá las graves consecuencias de entonces. A juicio de Abdusamátov, la próxima glaciación que ocurrirá en la Tierra se prolongará entre 45 y 65 años, frente a las anteriores, cuya duración se prolongó varios miles de años. Este científico viene denunciando desde hace algunos años el error de las previsiones climatólógicas avanzadas por los expertos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC). Esta misma teoría fue ratificada por otro centro de investigacíon espacial independiente norteamericano, en base al proceso de hibernación solar anunciado por la propia NASA en 2006: la actividad solar se está desacelerando, y ello provocará una bajada de la temperatura media a nivel planetario. “Las observaciones de la actividad solar en los últimos años confirman la validez de la teoría de los ciclos de actividad solar como factor de influencia predominante en el clima global de la Tierra”, indicó Abdusamátov.

Además, “a consecuencia del aumento de la concentración de gas carbónico en la atmósfera, muchos meteorólogos pronosticaron que en 2007 sería el año más caluroso en décadas, pero investigaciones más exactas demuestran que eso no ocurrió”. Tal y como avanzó este diario ,2007 fue el más frío de la última década pese a los pronósticos de los expertos defensores de la teoría del calentamiento. Según Abdusamátov, la temperatura en 2007 no fue superior a la de 2006, y en promedio, fue casi igual a la registrada durante el período comprendido entre 1998 y 2006. “Esto demuestra que entre 1998 y 2005 la Tierra superó el denominado valor máximo de calentamiento global”.  Durante ese mismo período, “la concentración de gas carbónico en la atmósfera aumentó más de un 4 %, y el calentamiento global prácticamente dejó de crecer”. Por ello, el planeta “se enfriará incluso si aumenta a niveles récord la concentración de gas carbónico”, concluyó.

Fuentes: RT actualidad, El Fraude del Cambio Climático