De acuerdo a una publicación de la BBCMundo, un grupo de científicos en Suecia descubrieron que el aumento de la temperatura podría incrementar en siete veces los niveles de mercurio de los peces. El incremento de las lluvias y del agua de nieve derretida provocan un aumento de la materia orgánica en los sistemas acuáticos, dice el estudio. Esto altera la cadena alimenticia añadiendo una capa más de organismos complejos, que incrementan la concentración de mercurio en la cadena trófica. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el mercurio es uno de los metales más tóxicos del mundo y una de las diez mayores amenazas a la salud pública. La presencia de niveles elevados de esta sustancia ha sido vinculada a daños en el sistema nervioso, parálisis y discapacidades mentales en niños, reseña la nota.

Según expertos, los niveles de mercurio en el ecosistema han aumentado entre un 200% y un 500% desde la revolución industrial, como resultado del uso de combustibles fósiles como el carbón. En años recientes se han hecho esfuerzos para limitar la cantidad de mercurio que ingresa en el medio ambiente, como por ejemplo la implementación en 2013 de un tratado internacional llamado Convenio de Minamata avalado por 136 países. Sin embargo, este estudio revela que el cambio climático podría estar empujando los niveles de metilmercurio de una forma que no se había reconocido antes. De esta manera los investigadores suecos llegaron a esta conclusión después de recrear en el laboratorio las condiciones del estuario del Mar de Botnia, entre la costa occidental de Suecia y la costa oriental de Finlandia. Estos expertos descubrieron que a medida que aumentan las temperaturas, hay un aumento de la escorrentía de materia orgánica en los océanos y lagos del mundo. Esto estimula el crecimiento de bacterias a expensas del fitoplancton. “Cuando la bacteria abunda en el agua también hay un crecimiento de un nuevo tipo de depredadores que se alimentan de bacterias”, le dijo a la BBC Erik Bjorn, autor principal de la investigación de la Universidad de Umea. Ahora bien, No todo el planeta sentirá el impacto de la misma manera, dicen los investigadores: aumentarán más los niveles de metilmercurio en los peces de los lagos y las aguas costeras en el hemisferio norte, mientras que se verá una reducción en los niveles en los peces del Mediterráneo, el centro de Estados Unidos y el sur de África. Científicos ajenos a la investigación señalaron que este estudio pone sobre el tapete un tema importante del que antes se sabía muy poco. “Este trabajo muestra de forma experimental que el cambio climático tendrá un efecto significativo en las cantidades de metilmercurio en las aguas costeras y en su concentración en los peces“, afirmó Milena Horvart, del Instituto Josef Stefan en Eslovenia. “También tendrá un impacto importante en las simulaciones de escenarios futuros sobre la presencia de mercurio en peces, en respuesta a las reducciones globales de mercurio de sus fuentes emisoras (primariamente industriales)”.

Fuente: BBCMundo

Otros artículos importantes: