Como todos sabemos, Venezuela por encontrarse en pleno cinturón tropical, no cuenta con las cuatros estaciones como los países ubicados en más altas latitudes. Es por eso que presentamos sólo dos períodos conocidos como el lluvioso y seco, siendo éste último una época donde menos llueve dependiendo si tenemos la influencia de alguna variable climática como La Niña (precipitaciones sobre lo normal) o El Niño (déficit de lluvias).  Este período donde menos llueve regularmente inicia a mediados de noviembre y finaliza aproximadamente en abril. Pero precisamente, a finales del año 2016 y principios de 2017 tuvimos la presencia de una La Niña débil, fenómeno océano-atmosférico que aportó particularmente para nuestro país, lluvias por encima de lo habitual en algunas regiones como los Llanos Occidentales, áreas de los Andes, Amazonas, Bolívar, entre otros. Por sólo poner un ejemplo, el estado Táchira al suroeste del territorio nacional, registró cinco meses de lluvias continuas sobre las normales durante lo que se consideraba el período seco (desde noviembre a abril excluyendo en éste caso febrero donde las precipitaciones estuvieron cercanas a lo normal), es decir, no hubo tal período seco en esa entidad. Mucho menos podemos hablar de período de sequía, lo cual solo ha ocurrido en nuestro país en los últimos dos siglos al menos, cuando se ha consolidado la variable contraria, es decir, el fenómeno El Niño.

En tal sentido, las precipitaciones deberían ir disminuyendo durante los venideros meses en comparación al período comprendido de abril a noviembre (período lluvioso). Es lo que regularmente ocurre en Venezuela (con pocas excepciones) de acuerdo a los estudios climatológicos que se han realizado. De hecho, ya las lluvias han disminuido en varios estados. Pero éste patrón se pudiera ver alterado nuevamente ya que desde días pasados se ha consolidado el Fenómeno La Niña, la número 22 desde el año 1950, lo que también quiere decir que no es nada nuevo ni está asociado al Cambio Climático. Son variables que se presentan con irregularidad y que alteran el clima a nivel global por lapsos que han ido desde unos pocos meses hasta uno y dos años.

Ahora bien, de acuerdo a la actualización de los modelos de predicciones de las precipitaciones, es tomado en cuenta por consenso la porción Sur de Venezuela como posible zona que registrará lluvias muy por encima de lo normal durante al menos el próximo trimestre. Hay variaciones en cuanto al pronóstico para otras porciones de nuestro país lo cual se iría ajustando de acuerdo a la evolución del fenómeno La Niña (con chance de intensificación moderada), presencia de fenómenos atmosféricos como las vaguadas, entre otros (dinámica del tiempo atmosférico). El Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno El Niño por ejemplo, ha detallado en color azul en el siguiente mapa, algunas zonas de Suramérica donde se pudieran presentar lluvias sobre lo normal, en color verde las que tendrían posiblemente lluvias cercanas a lo habitual y en amarillo por debajo de su promedio histórico:

Si observamos el gráfico que ha estructurado el CIIFEN en base a varios modelos meteorológicos, observaremos que para Venezuela se toma en cuenta posibles lluvias sobre lo habitual en la porción occidental del país y por supuesto que en la región Sur:

El modelo del Centro de Previsión del Tiempo y Estudios Climáticos de Brasil, también sugiere las mismas zonas en nuestro país con posibilidades de lluvias sobre lo normal:

Recordemos que estos son modelos estacionales que proporcionan información probabilística que pudieran cambiar de acuerdo a la dinámica que se presente, los mismos están enfocados a prevenir a tomadores de decisiones, planificadores, agricultores, pescadores, otros actores del desarrollo, medios de comunicación, científicos y la población en general, los mismos ofrecen una síntesis útil y oportuna de diversas fuentes relevantes de información, para analizar los posibles efectos climáticos relacionados con El Niño/La Niña.

Otros artículos importantes: