Las sondas IBEX y TWINS de la NASA han logrado componer el mapa más completo de una tormenta solar. Según han apuntado los expertos, este cuadro servirá para estudiar mejor estos fenómenos y para poder proteger  mejor a los satélites, los cuerpos más sensibles ante una tormenta de niveles elevados. Según ha explicado la agencia espacial estadounidense, el 5 de abril de 2010, se produjo una tormenta solar de alto nivel que interfirió en el equipo del satélite Galaxy-15, que acabó fuera de servicio. Ante esta situación, la NASA se puso como objetivo estudiar la cadena completa de los fenómenos meteorológicos espaciales, desde la erupción y llamaradas que desprende el Sol hasta cómo cambian los campos magnéticos de la Tierra en respuesta a las eyecciones. Con este objetivo, se han obtenido las imágenes captadas el 5 de abril de 2010 por las sondas IBEX y TWINS (que forman dos satélites) y, uniendo sus imágenes, se ha podio observar la misma tormenta desde diferentes puntos de vista, logrando el mapa más completo de un evento solar. Una de las autoras de este estudio, publicado en ‘Journal of Geophysical Research’, Natalia Buzulukova, ha indicado que “una nave espacial sólo puede tomar medidas recurrentes a lo largo de la trayectoria de su vuelo”, lo que “no siempre es suficiente para entender todo el evento”. Así, ahora y “con varias naves espaciales a la vez” se puede tener “una oportunidad única para observar más de la magnetosfera terrestre de forma simultánea”,  ha apuntado. La NASA ha explicado que los dos satélites que forman TWINS viajan a lo largo de una órbita altamente elíptica alrededor de la Tierra a través de la magnetosfera, mientras que IBEX, aunque también gira alrededor del planeta, se encuentra generalmente fuera de la magnetosfera. Según han indicado los expertos, la combinación de estas sondas permite una visión desde el interior y el exterior de la magnetosfera, incluyendo la cara que mira el sol, el lado que se extiende lejos del sol y una corriente eléctrica que a veces aparece alrededor de la Tierra (la corriente de anillo).  “La nueva imagen conseguida da una mejor imagen global de la evolución de la magnetosfera, especialmente de los procesos por los cuales el Sol le inyecta su energía”, ha explicado otro de los autores del trabajo, David McComas.

Artist's concept of the IBEX spacecraft. Credit: NASA

Photo of one of the TWINS spacecraft. Credit: SWRI