El próximo lunes 28 de septiembre 2015, se verá un eclipse lunar desde gran parte del Mundo. Su inicio será desde las 00:11:47UT llegando a su fase total a las 02:47:07UT y finalizando a las 05:22:27UT. En Venezuela podremos observar éste majestuoso evento astronómico el día domingo 27 por la diferencia de horario (-4.5 horas) desde las 19:42HLV. El máximo del eclipse será a las 22:17HLV finalizando a las 00:52HLV.

DEB

Un eclipse lunar es un evento astronómico que sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece a nuestro satélite natural. Para que ésto ocurra, los tres cuerpos celestes, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la Tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite; por eso, los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase de luna llena, tal y como ocurrirá para ésta fecha. Los eclipses lunares se clasifican en parciales (solo una parte de la Luna es ocultada), totales (toda la superficie lunar entra en el cono de sombra terrestre) y penumbrales (la Luna entra en el cono de penumbra de la Tierra). La duración y el tipo de eclipse depende de la localización de la Luna respecto de sus nodos orbitales.

visibilidad-eclipse-lunar-28-septiembre-2015

Sin título

Fuente: NASA. Click para ampliar la imagen

Éste eclipse del 27/28 de septiembre, es el segundo de los dos eclipses lunares totales de 2015 y el último de los eclipses de las Lunas de Sangre o de la tétrada de (2014-2015). Ocurrirá también acompañado en esa noche con el fenómeno lunar llamado “Superluna”. La atmósfera de la Tierra dispersará la luz azul y verde, dejando pasar la roja. Durante el eclipse, la Luna pasa por esta sombra, y en vez de recibir la luz solar recibirá el brillo rojo de nuestra atmósfera. De esta manera es que el eclipse nos muestra una Luna bastante fuera de lo común, un fenómeno que muchos llaman precisamente luna de sangre y que unos cuantos aprovechan para hacer falsas predicciones sobre posibles catástrofes naturales, desastres de grandes proporciones, entre otras absurdos comentarios alarmistas.

Además del color rojo la Luna se verá un 14 % más grande y un 30 % más brillante de lo normal por situarse a tan solo 363.700 kilómetros de distancia de la Tierra, la menor longitud que se registra entre el planeta y su satélite a lo largo de la órbita elíptica que recorre cada 28 días, lo que provoca una Superluna de gran tamaño y brillo.