Hoy en su nuevo informe, el Centro de Predicciones Climáticas y el Instituto Internacional de Investigación del Clima y Sociedad han retirado la Advertencia que mantenían para la vigilancia ante la posible aparición del fenómeno La Niña. Y es que las condiciones actuales tanto de las aguas superficiales del mar y de la atmósfera conjuntamente con los resultados más recientes que arrojan los modelos meteorológicos utilizados para el monitoreo del ENSO (El Niño-Oscilación del Sur) se inclinan a que nos mantendremos por ahora bajo condiciones neutrales, o sea, no hay ni El Niño ni La Niña.

figure1

figura7

En los reportes anteriores les indicaba que había una posibilidad de hasta un 56% de que La Niña débil se presentara durante el trimestre agosto-septiembre-octubre, pues esto ha variado. Los modelos indican ahora sólo un 43% de chance y pudiera continuar disminuyendo dicha probabilidad en los venideros meses. Cabe señalar que las regiones de El Niño-3.4 y Niño-3 permanecieron alrededor de -0.5°C durante la mayor parte del mes pasado, el Niño-4 y Niño 1+2 estuvieron en -0.1°C y +0.3°C respectivamente, para finales del período indicado. Por otro lado, las anomalías atmosféricas sobre el Océano Pacífico tropical indicaban condiciones de ENSO-Neutral. El índice tradicional de la Oscilación Sur y el índice ecuatorial de la Oscilación Sur estuvieron débilmente positivos durante el mes de agosto. Los vientos en los niveles bajos se mantuvieron cerca del promedio, mientras los vientos en los niveles altos prevalecieron inusualmente del Oeste en una región pequeña al Este de la Línea Internacional del Cambio de Fecha. La convección fue suprimida sobre el Oeste y Centro del Pacífico tropical, aunque menos suprimida en comparación con el mes de julio. En general, el sistema combinado de océano y atmósfera continúa reflejando ENSO-Neutral.

sstaanim

En lo particular, pienso que así como estas variables climatológicas de El Niño y La Niña consiguen condiciones océanos-atmosféricas diferentes cada vez que se presentan motivado al proceso de evolución o transformación de nuestro planeta, los modelos meteorológicos también, por lo cual es de esperarse estos cambios en los avisos y advertencias tomando en cuenta las fluctuaciones del pronóstico de La Niña éste año. Por ahora se prevé seguir bajo éste ENSO neutral por un buen tiempo, lo que se traduce en que los países que históricamente están afectados por éstos fenómenos pudieran comenzar a tener patrones climáticos cercanos a los promedios de sus últimos años.