Los fluidos tienen una belleza hipnótica. Te ha pasado si alguna vez te has quedado mirando, cómo el vapor asciende desde una bebida caliente, o cómo caracolea el humo de un cigarro. Una de las partes de la fluido-mecánica más curiosa es el movimiento de un flujo de aire en forma laminar en presencia de un cilindro, ésto forma y es llamado: los vórtices de Karman.

Una calle de vórtices de von Kárman es un patrón que se repite de vórtices en remolino causados por la separación inestable de la capa de fluido al pasar sobre cuerpos sumergidos. Debe su nombre al ingeniero y estudioso de la dinámica de los fluidos, Theodore Von Kármán. Para personas poco duchas en dinámica de fluidos, se podría explicar de un modo más sencillo. Los vórtices de Karman se forma si una zona de aire en movimiento plana se encuentra con algún obstáculo que no le permite avanzar, por lo que se crea en ese punto un empuje continuado del aire formando pequeños remolinos.

Una calle de vórtices en la zona meridional de la península de Baja California.

Lo más usual, es que éstos vórtices no se formen solos, sino que una vez que se hace una turbulencia en un punto delantero, toda la calle de aire que sigue tenga más vórtices de Karman. Ésta formación que por tanto es la más habitual se llama Calle de Vórtices de Karman. Éstos vórtices son muy típicos de ciertas partes del mundo como las Islas Aleutianas además de que son usados sus movimientos para el estudio de las turbulencias aéreas y la mejora aerodinámica de aviones, ciclistas y formulas uno entre otras muchas más cosas.

El pasado 9 de febrero, fue observado una gruesa capa de polvo procedente del Sahara que sopló sobre el océano frente a la costa occidental de África que se encuentra con las islas de Cabo Verde, formando una estela de remolinos de calles de vórtices visibles por satélite.

Para entender mejor éste fenómeno, te dejo acá un gif animado:

Calle de vórtices de von Kárman en una formación nubosa sobre las Islas Juan Fernández, en la costa de Chile.