Ayer, los observadores del cielo en The Marshall Space Flight Center in Huntsville, Alabama, fueron testigos de algo increíble e inusual: una red compleja de arcos luminosos y anillos que rodeaban el sol de la tarde.”Nunca he visto nada igual”, dice Bill Cooke, testigo presencial, jefe de la Oficina de Medio Ambiente sobre Meteoritos de la NASA. La aparición de estos arcos es casi seguro que se conectan a la nubosidad producida por el huracán Sandy. El núcleo de la tormenta barrió bien al Norte de Alabama, pero las bandas exteriores de Sandy pasaron sobre el área, dejando tras de sí una niebla fina de cristales de hielo en nubes de tipo cirrus. La luz del sol brilla a través de los cristales produciendo estos halos de hielo. Encima del Sol un arco circuncenital. “Muy impresionante”, coincidió el espectador Kyle Winkleman . “Este fue un evento único en cada década para nuestra zona”. Si éste espectáculo realmente fue el resultado de Sandy, los observadores del cielo esperan no tener que esperar una década para observar algo igual. Algunos investigadores creen que éstas supertormentas serán más comunes en los próximos años como consecuencia del calentamiento progresivo, la creación de nuevas cosas a la vez terrible y hermoso de ver por encima. El Físico solar David Hathaway tomó esta espectacular imagen:

Crédito de la imagen y derechos de autor: David Hathaway / NASA / MSFC