(EFEverde).- El físico suizo Thomas Stocker ha afirmado hoy que las metas de disminuir la temperatura del planeta en 1 ó 1,5 grados no serán posibles, debido a la cantidad de dióxido de carbono que ya se ha emitido a la atmósfera. Stocker, profesor de la Universidad de Berna, ha asistido a la conferencia “Los cambios climáticos bruscos. Ciencia y Medios de Comunicación”, organizada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde ha explicado que el objetivo de reducir 1,5 grados la temperatura del planeta está cerca de no ser cumplida y que la meta de un grado es casi imposible, a menos que “se extraiga” el dióxido de carbono de la atmósfera. El miembro del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés) también ha cuestionado poder cumplir el compromiso asumido en las dos últimas cumbres de cambio climático (Copenhague y Cancún) de que la temperatura no supere los dos grados con respecto a la era pre-industrial. “Es posible (llegar a los dos grados) para evitar mayores impactos en el sistema climático, pero los modelos de reducción para el 2050 se están volviendo cada vez más complicados de alcanzar” si no se actúa y se sigue como ahora. “En un escenario donde la emisión máxima llega a su punto más alto (2020), la reducción máxima que se necesita en 2035 es casi el 10% cada año y esto es mucho”, ha afirmado Stocker. Hasta ahora, ha asegurado, se ha emitido un 50% de las gigatoneladas de dióxido de carbono permitido para alcanzar la meta de 2 grados. La consecución de este objetivo -ha indicado- requiere no sólo de medidas de adaptación sino de mitigación agresivas, tales como detener la deforestación por completo, que reduciría las emisiones en un 15% anual. “Si podemos detenerla o no es otra pregunta”, ha dicho. El científico suizo ha añadido que es necesario trabajar en un modelo que permita comprender mejor los cambios bruscos en el sistema climático. Stocker ha opinado que quienes aún son escépticos acerca de las consecuencias del cambio climático son pocos científicos y no utilizan las metodologías aprobadas por la comunidad académica. “Para aquellos que dicen que nada pasará e ignoran todos los efectos, son cínicos.” Con respecto a los pronósticos de cambios climáticos bruscos, Stocker ha dicho que es difícil realizar estimaciones por la incertidumbre en el escenario de emisiones de los próximos años, pero en el peor escenario “tendremos una superficie del planeta diferente, con temperaturas mayores que la última edad de hielo”. Por último, ha asegurado que estamos en un punto de no retorno respecto al cambio climático que no se irá en el próximo siglo, aunque se detengan las emisiones. EFEverde