Imagínate que llueve, escucha el sonido de las gotas de agua golpeando el suelo, siente el frescor en el ambiente y, sobretodo, recuerda el olor a lluvia. Este olor es bastante característico y le resulta agradable a una parte importante de la población. Podemos aprovechar esta lluvia imaginaria y preguntarnos: ¿Que es el olor a lluvia y por qué nos resulta tan agradable? LluviaCuando llueve se producen diferentes procesos que liberan compuestos químicos al aire. Pero de toda esta variedad de moléculas aromáticas, el “olor de lluvia” y al que nos referimos como agradable es una mezcla de compuestos concreta, que en ciencia se conoce co- mo petrichor, bautizada así por un equipo de investigadores australianos que fue el primero en investigar sobre este tema. El olor petrichor se produce por una combinación de unas pocas moléculas químicas producidas durante la lluvia. El olor de lluvia es más intenso cuando se está en el campo rodeado de vegetación y especialmente cuando lleva un tiempo sin llover, esto es debido a que los componentes químicos del olor a lluvia provienen de las plantas y de la tierra. Durante una sequía, las plantas segregan diferentes aceites que se ven liberados al aire cuando llueve, siendo interpretadas por nuestro cerebro como un olor agradable. No todos los componentes del olor a lluvia provienen de las plantas, a este cóctel de olores se le suma el olor de las sustancias de desecho de unas bacterias que viven en la tierra llamadas actinomicetos. La intensidad de la tormenta importa a la hora de producir un olor de lluvia agradable, la típica tormenta de rayos y truenos deja un olor mucho más fuerte que una ligera llovizna. La culpa es del último componente del olor a lluvia, uno tristemente nombrado por culpa del calentamiento global: el ozono. El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno, parecida a la molécula de oxígeno del aire que está formada por dos átomos de oxígeno. Aunque estas moléculas se parezcan no son intercambiables: en una habitación llena de ozono no lograríamos respirar. Cuando hay una tormenta con rayos, la electricidad que se produce es capaz de romper las moléculas de agua de las nubes (formadas por átomos de hidrógeno y oxígeno) formando átomos libres de oxígeno muy reactivos, que mediante una serie de reacciones químicas con el gas común acaban formando moléculas de ozono. LluviasEl ozono es ligeramente azulado y tiene un olor parecido al cloro de las piscinas. Precisamente este olor es capaz de unirse al olor petrichor y aumentar su intensidad. Además las moléculas de ozono pueden viajar por la atmósfera desde la zona de la tormenta, por esosi olemos a lluvia antes de una tormenta realmente lo que captamos es el ozono de la tormenta cercana atraído por el viento. La composición del olor a lluvia es conocida pero el motivo por el que nos resulta un olor agradable es desconocido. Se cree que es debido al efecto positivo que tiene la lluvia para las cosechas a lo largo de la historia de la humanidad pero realmente todo son conjeturas. Quizá algún día podamos explicar el motivo, mientras lo mejor que podemos hacer es mirar por la ventana y ver la lluvia caer.

Fuente | Live Science