El Día Mundial del Medio Ambiente ha sido establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, en su Resolución (XXVII) del 15 de diciembre de 1972 con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo, Suecia, cuyo tema central fue el Ambiente. Se celebra el 5 de junio desde 1973. La Asamblea General de la ONU también aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El día Mundial del Medio Ambiente es un vínculo por medio del cual la Organización de Naciones Unidas sensibiliza a la opinión mundial en relación a temas ambientales, intensificando la atención y la acción política. Los objetivos principales son darle un contexto humano, motivando a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación, pues ésta garantizará que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro. El Día Mundial del Medio Ambiente es un evento en el que se realizan múltiples actividades: concentraciones en calles, conciertos ecológicos, ensayos y competencias de afiches en escuelas y colegios, plantaciones de árboles, campañas de reciclaje y de limpieza, entre otras. Es además, un suceso multimedial que lleva a periodistas a escribir y hacer reportajes críticos acerca del ambiente. Documentales televisivos, exhibiciones fotográficas, eventos intelectuales como seminarios, mesas redondas, conferencias, sólo por nombrar algunos. En muchos países esta celebración es una oportunidad de firmar o ratificar convenios internacionales y, algunas veces, establece estructuras gubernamentales permanentes relacionadas con el manejo ambiental y la planificación económica.

Brasil, uno de los países con crecimiento económico más rápido del mundo, será el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente (WED por sus siglas en inglés) el 5 de junio 2012. Brasil, ya ha sido anfitrión WED antes en 1992, en la víspera de la primera Cumbre de la Tierra, cuando líderes mundiales, oficiales gubernamentales y organizaciones internacionales se reunieron para redireccionar, reevaluar y expedir un mapa de rutas hacia un desarrollo sostenible. Según el reporte del PNUMA – ‘Hacia una Economía verde: Vías para un Desarrollo Sostenible y Erradicación de la Pobreza’, el país está a la vanguardia en la construcción de una economía que incluye reciclaje y renovación de energía, así como la generación de trabajos ecológicos. 

“Separe la basura haciéndolo bien”

Con el respaldo en 2010 del Plan Nacional para Desechos Sólidos (PNRS por sus siglas en Portugés), Brasil promueve la toma de conciencia en los municipios sobre la importancia de separar la basura en casa. El Plan Nacional de Desechos Sólidos obliga a los municipios a tomar medidas que aseguren para el 2014 la eliminación ecológica de la basura.  Para que la política sobre desperdicios se tomara rápidamente por parte de la población brasilera, el Gobierno Federal, a través de Hugger y del ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente, lanzó la campaña “coge la basura, usa la lata”, cuya meta es preparar a la sociedad brasilera para un cambio en las actitudes públicas hacia la recolección de basuras, enfatizando los beneficios medioambientales, sociales y el beneficio económico de reusar los desperdicios sólidos, así como:

  1. Enfatizar el valor social y medioambiental del reciclaje.
  2. Enseñar la separación correcta entre basura seca y húmeda.
  3. Demostrar el impacto negativo de la basura sobre el Medio Ambiente.
  4. Concientizar las prácticas de consumo y reducción el volumen de basura.
  5. Difundir las soluciones propuestas por el Plan Nacional de Desechos Sólidos (PNRS)