La lluvia de estrellas más famosa del mundo podrá verse con mayor intensidad éste 12 y 13 de agosto, tal y como lo reseña hoy eitb.eus. Sin embargo éste año se calcula que la observación de las Perseidas será un poco más complicada que el año pasado, ya que nos encontramos cercanos a la luna llena.

Este fenómeno se produce cuando fragmentos de polvo originados en el cometa Swift-Tuttle entran en contacto con la atmósfera terrestre. Esos destellos también se conocen como ‘lágrimas de San Lorenzo’, ya que suelen coincidir con la fecha en la que se conmemora el martirio de ese santo, el 10 de agosto. El cometa Swift-Tuttle fue descubierto independientemente por Lewis Swift el 16 de julio de 1862 y por Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862. El cometa apareció de nuevo en 1992 y fue redescubierto por el astrónomo japonés Tsuruhiko Kiuchi. Este 2017 se esperan picos de actividad los días 12 y 13 de agosto, aunque es el 12 de agosto el día más indicado para su observación. Aunque, en esta ocasión, el espectáculo se ve perjudicado por la Luna llena. Cada lluvia de estrellas está asociada a un cometa. Las llamadas ‘estrellas fugaces’ de las Perseidas son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, por lo general menores que granos de arena, que va dejando el cometa ‘Swift-Tuttle’ a lo largo de su órbita. Cuando un cometa se acerca a las regiones interiores del Sistema Solar, su núcleo, formado por hielo y rocas, se sublima debido a la acción de la radiación solar y genera las características colas de polvo y gas. La corriente de partículas resultante se dispersa por la órbita del cometa. Cada año por estas fechas, la Tierra se encuentra con los restos de este cometa, que tiene un período de 133 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992. Estas partículas de polvo, al contacto con la atmósfera terrestre, se desintegran a gran velocidad, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de ‘meteoros’. La lluvia de meteoros que se produce suele tener su máxima actividad entre el 11 y el 13 de agosto, aunque el fenómeno es apreciable en menor intensidad desde la segunda mitad de julio hasta finales de agosto.

Otros artículos importantes: