La mancha solar que ha producido las últimas tormentas geomagnéticas, es 7 veces más grande que nuestro planeta tierra. Según expertos en meteorología solar de la NASA, el tamaño de la mancha en la que nació la llamarada el pasado domingo ha crecido los últimos días. La mancha solar 1429 prosigue mientras tanto rotando hacia el centro del disco solar (tal cual lo observamos desde la Tierra) lo cual podría producir nuevas llamaradas en los próximos días que podrían afectar a nuestros satélites e intrumental electrónico. Ahora ha ocurrido una nueva eyección de la masa coronal (CME) según los analistas del Laboratorio de Clima Espacial Goddard; ésta nueva CME llegará el 11 de marzo, a las 0649 UT (+ / – 7 horas).  La pasada CME producida por la llamarada solar X5.4, alcanzó el campo magnético de nuestro planeta el 8 de marzo. El impacto fue más débil de lo esperado, aunque hoy alcanzó actividad geomagnética de tipo G3 considerada de moderada a fuerte. Esta mancha solar está de cara hacia la Tierra.

Esas manchas son extremadamente activas y no hay dudas que serán geoefectivas, pero también están siendo acompañadas por extraños fenómenos que no se conocían, hay filamentos ligados, y hace unos días se ha formado en dicha región un extraño cono de plasma suspendido justamente sobre la gran mancha, tiene la apariencia de un tornado invertido…..