Un grupo de científicos anticipó una nueva lluvia de meteoritos en la noche de éste 23-24, la llamada May Camelopardalids. Nadie la ha visto antes, pero la lluvia pudiera representar un espectáculo que le competiría al prolífico Las Perseidas, que ocurre en agosto. La lluvia de Camelopardalids será polvo, resultado de un cometa periódico, el 209P/LINEAR. “Algunos expertos han previsto una tormenta de meteoritos de más de 200 meteoros por hora”, dijo Bill Cooke, jefe de la Oficina del Ambiente de Meteoritos de la NASA.

165221

Imagen de archivo

La Tierra atravesará por primera vez, ésta noche, un enjambre de desechos procedente del cometa 209P/LINEAR, descubierto en febrero de 2004 y cuya órbita alrededor del Sol le lleva cinco años. “Por ahora nadie sabe exactamente lo que pasará porque será la primera vez que la Tierra atraviese esa nube de material procedente de este cometa”, explica a la AFP Bill Cooke, director de la oficina encargada de estudiar los meteoros en la NASA. “En realidad es la gravedad de Júpiter la que atrajo esta masa de desechos en la órbita de la Tierra y por lo tanto será la primera vez que la humanidad podrá ver fragmentos de este cometa quemarse en la atmósfera”, añade.  La lluvia comenzará la noche del viernes 23, pero la mejor manera para observarla será durante las 06:00 y las 08:00 Tiempo Universal (entre las 01:30 y las 03:30 tiempo de Venezuela), hora prevista donde la Tierra se encuentre con los escombros del cometa. “Esperamos que estos meteoritos radien desde un punto enCamelopardalids, también conocido como ‘la jirafa’, una constelación tenue cerca de la Estrella Norte”, dijo Cooke. “Es una gran oportunidad para ver un nueva lluvia de meteoritos, una oportunidad que querrás ver con tus propios ojos”.

Zonas donde será visible la lluvia de meteoros

Zonas donde será visible la lluvia de meteoros

Los más favorecidos para la observación de esta lluvia son las personas que habitan latitudes muy al Norte de América ya que en esos lugares la Jirafa se encuentra muy alta en el cielo. Para los venezolanos, esta constelación estará justo por debajo del horizonte Norte en el momento del máximo y, por tal motivo, se recomienda observar sentado cómodamente mirando en dirección Norte entre la 1 y 4 de la madrugada del sábado. Los meteoros provenientes de la lluvia se observarán desplazándose de Norte a Sur con su origen hacia el radiante.