Casi 100 años después de que se registrara la temperatura más elevada del mundo en EE.UU., algunos expertos afirman que el récord podría alcanzarse de nuevo en ese mismo país durante los próximos días, según las previsiones meteorológicas. La temperatura más alta del Mundo desde que comenzaran las mediciones, se registró hace 100 años en el Valle de la Muerte en California, EE.UU. Entonces, se alcanzaron los 56,7 grados centígrados, una cifra que supuestamente fue superada en Libia en septiembre de 1922, cuando se registraron 58 grados centígrados. No obstante, la Organización Meteorológica Mundial dio por inválido esta última medición tras investigar varios documentos de la época en 2012 donde se comprobaron ciertas irregularidades en la medición del parámetro.

Debido a la ola de calor que asola estos días el Suroeste de EE.UU., California podría adjudicarse de nuevo el título del lugar más caluroso del planeta. Y es que las temperaturas rondan ya los 50 grados centígrados en varios estados del Suroeste del país, un fenómeno que ha causado múltiples hospitalizaciones y la muerte de una persona en Las Vegas. Asimismo, en otros puntos del planeta el calor también está registrando recientemente máximos históricos. Así, el pasado jueves Moscú batió un nuevo récord de temperatura en un 27 de junio al alcanzar los 31,8 grados centígrados. Según científicos estadounidenses, el mes de mayo de 2013 resultó el tercero más cálido en los últimos 134 años, desde que comenzaron las observaciones en 1880. Entre las regiones que experimentaron un calor superior a la media figuraban la mayoría del Norte de Siberia, Oeste de Rusia, Norte y Este de Europa y el centro de Australia.

El valle de la Muerte posee un clima desértico (menos de 150 mm de lluvia al año). La aridez de la zona se explica por la situación de ésta región. La barrera que forman las montañas de las sierras bloquea las precipitaciones que llegan del Oeste. Las nubes vierten toda la lluvia sobre las cimas y el aire se vuelve muy seco al pasar al otro lado, en dirección Este. Este efecto Foehn provoca que el calor en el valle sea muy elevado. Actualmente se está negociando un acuerdo para el año 2020 que obligará a todos los países a cumplir unos objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y disminuir el nivel global del calentamiento a dos grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.