De acuerdo a información en los medios, El Sáhara provocará una ‘lluvia de sangre’ en el norte de Europa. Según los pronósticos, este raro fenómeno meteorológico ocurrirá este fin de semana en Dinamarca y Suecia. Esto lo han pronosticado meteorólogos “aficionados” locales, la ‘lluvia roja’ o ‘lluvia de sangre’ se dirige este fin de semana a Dinamarca y al sur de Suecia.  Aunque la denominación de este fenómeno resulta un tanto llamativo, los científicos sostienen que el color bermejo de la lluvia se debe únicamente a la acumulación de polvo y partículas del desierto del Sáhara (Una de las tantas teorías). El meteorólogo Joakim Langner, del Instituto de Meteorología e Hidrología de Suecia en virtud de los tantos rumores, asegura que de ocurrir no es peligroso, pero que las precipitaciones podrían dejar manchas rojizas leves.  Además, apunta que no es la primera vez que Suecia presencia este tipo de fenómeno y afirma que suele ocurrir aproximadamente cada cinco años, aunque normalmente en primavera. La ‘lluvia de sangre’ es un fenómeno meteorológico que fue recogido por primera vez en la literatura en la ‘Ilíada’ de Homero, escrita en el siglo VIII a.C. Hasta el siglo XVII muchos creían que las gotas de agua rojas caídas del cielo eran realmente sangre y que esta lluvia era un mal presagio. 

Lluvia rojiza recogida en Kerala, India

Ahora bien, esto es lo que respecta en cuanto a los titulares escandalosos de los medios comunicacionales y del eco que se hacen algunas personas en la redes sociales. ¿Pero como es realmente esto de la lluvia roja?
El antecedente más reciente fue el del 25 de julio al 23 de septiembre de 2001 donde tuvieron lugar en la meridional región india de Kerala, fenómenos de lluvia roja, en los que caía agua coloreada de rojo que teñía hasta las prendas de ropa. También se informó de lluvias amarillas, negras y verdes, o sea, que ya no serían de sangre. Se tiene constancia que desde 1896 estas lluvias de color han tenido lugar varias veces. En un principio, se pensó que la inusitada lluvia era debida a partículas procedentes de la desintegración de un meteorito, de acuerdo a la teoría de algunos científicos. Sin embargo, posteriores investigaciones de una comisión del Gobierno indio mostraron que la coloración de las lluvias se debía a esporas de alga que se dispersaban por el aire. Sin embargo, a principios del año 2006 el fenómeno alcanzó gran notoriedad en los medios de comunicación debido a la controvertida hipótesis de Godfrey Louis y Santhosh Kumar, de la Universidad Mahatma Gandhi, que proponía que el origen de dichas células era extraterrestre. Posteriormente, en 2010, se ha descubierto que estas células, inertes a temperatura normal y sin rastros de ADN son extremófilas (Las bacterias extramófilas, son organismos capaces de vivir en condiciones extremas de temperatura, radiación, salinidad, acidez o presión) y capaces de reproducirse a 121 grados centígrados. La mayoría de los meteorólogos coinciden en que el efecto es sahariano. Lo más cierto es que aún ésta lluvia roja se mantiene en investigación.

El Servicio meteorológico de Suecia en su página oficial, no señala nada al respecto. Esperan precipitaciones en gran parte y apenas en alerta de Nivel 1 a la provincia de Västra Götaland.

Fuente: SMHI de Suecia