Los países con el mejor medio ambiente ofrecen a sus ciudadanos las mejores condiciones de vida. La calidad de nuestro medio ambiente cercano tiene un impacto directo sobre nuestra salud y nuestra calidad de vida. Así lo advierte el índice “Better Life” (Mejor Vida) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sus responsables señalan a Suecia como el país con el mejor ambiente del mundo, seguido de Islandia, Alemania, Noruega, Finlandia y Luxemburgo. El índice “Better Life” de la OCDE compara la calidad del medio ambiente de sus países miembros y los clasifica de acuerdo a diversas variables. Sus responsables pretenden concienciar a instituciones, empresas y ciudadanos y fomentar la toma de medidas para mejorar su medio ambiente y, con ello, su salud y su calidad de vida. Los siete primeros países del ranking son los siguientes: 

1. Suecia: es el único país en lograr la nota más alta, un 10 sobre 10, en el índice “Better Life” de la OCDE. En Suecia, solo el 2% de la población asegura carecer de acceso a espacios verdes. El aire que respiran los suecos es el más sano de Europa, a tenor del dato de las partículas contaminantes PM10, capaces de producir problemas de salud, en especial en los niños, como asma, enfermedades cardiovasculares o cáncer de pulmón y reducir, por tanto, la esperanza de vida. En este país, los niveles de PM10 son de 10,5 microgramos por metro cúbico (µg/m3), la más baja de los miembros de la OCDE. Las emisiones de esta partícula en Suecia han descendido, además, un 1,9% de media anual desde 1990. El acceso al agua también logra la nota más alta; el 97% de los suecos están satisfechos con la calidad de su agua.

2. Reino Unido: logra un 9,7 de media. El 6% de los británicos cree no tener espacios verdes cercanos y un 97% se encuentra satisfecho con la calidad de su agua. En cuanto a las partículas contaminantes PM10, los niveles registrados se sitúan en el 12,7 µg/m3, por debajo de la media europea (22 µg/m3). Las emisiones de PM10 han descendido en este país un 3,5% desde 1990.

3. Islandia: el medio ambiente islandés obtiene una nota de 9,6. Las emisiones contaminantes de PM10 son de 14,5 µg/m3, las cuales han descendido un 2,6%. El 97% de los islandeses cree que el agua que consumen es de calidad, por encima de la media europea (un 85%).

4. Alemania: su nota medioambiental es de 9,3. Solo el 4% de los alemanes afirma que no tiene acceso a espacios verdes, el mismo porcentaje que asegura no sentirse satisfecho con la calidad del agua. En el país germano, los niveles de partículas PM10 son de 16,2 µg/m3, con una tendencia media anual que ha disminuido un 2,8% desde 1990.

5. Noruega: consigue un 9,2 de media. El 2% de sus habitantes señala que no tiene espacios verdes a su alcance y el 95% está satisfecho con la calidad de su agua. Sus niveles de emisiones de PM10 son de 15,9 µg/m3, que se han reducido en un 1,6% de media anual desde 1990, gracias sobre todo al control de las emisiones provenientes del uso de la madera como combustible.

6. Finlandia: logra también, como Noruega, un 9,2 de nota. Menos del 1% de sus ciudadanos sostiene no disponer de espacios verdes cercanos y el 6% no se encuentra a gusto con su calidad del agua. La calidad del aire urbano de los finlandeses es buena en general, aunque su exposición a partículas contaminantes emitidas a partir de la combustión de madera es común, en especial en zonas rurales y semiurbanas sin disponibilidad de calefacción urbana o de distrito. Los niveles de PM10 de este país son de 14,9 µg/m3.

7. Luxemburgo: al igual que sus predecesores, obtiene un 9,2. El 11% de sus ciudadanos siente que adolece de espacios verdes cercanos y el 8% no está satisfecho con la calidad del agua. Los niveles de PM10 se sitúan en el 12,6% de media. En las ciudades más grandes los niveles medios de dicha sustancia contaminante ha pasado de los 30 µg/m3 en 1990 a los 25 µg/m3 en años recientes.