Desde mayores tasas de morbilidad y mortalidad hasta un crecimiento económico reducido, el impacto de las tormentas de arena y polvo puede ser importante, especialmente para las naciones de bajos ingresos y las comunidades vulnerables. Sin embargo, con una mayor colaboración y un mejor intercambio de información, gran parte del riesgo podría ser manejado y mitigado, tal y como se planteó en la reunión de la ONU llevada a cabo el día de ayer, aspecto reseñado por WMO/OMM (la Organización Meteorológica Mundial).

Más de 150 países están afectados directa o indirectamente por tormentas de arena y polvo, lo cual tiene un impacto adverso en la salud humana, el medio ambiente, la agricultura, el transporte, entre otros. “Para las personas, los riesgos de inacción en este tema son altos”, dijo Miroslav Lajčák, presidente de la Asamblea General de la ONU. “El bienestar humano está en riesgo”. En la reunión de alto nivel de la Asamblea General, el Subsecretario General Wenjian Zhang describió las medidas de la OMM para mejorar las predicciones y las advertencias. Las tormentas de arena y polvo son un peligro transfronterizo que requiere coordinación y políticas internacionales, dijo. El Sistema de Asesoramiento y Evaluación de Alerta de Tormentas de Arena y Polvo de la OMM ha establecido una red mundial coordinada de centros de investigación y predicción de tormentas de arena y polvo. Esto busca aumentar la capacidad de los países para entregar pronósticos, observaciones, información y conocimiento oportunos y de calidad a los usuarios, dijo Zhang. Las principales fuentes de polvo mineral son las regiones áridas del norte de África, la Península Arábiga, Asia Central y China. Comparativamente, Australia, Estados Unidos y Sudáfrica hacen contribuciones menores, pero aún importantes. Las estimaciones globales de emisiones de polvo, derivadas principalmente de modelos de simulación, varían entre uno y tres gigatoneladas por año. Una evaluación del modelo global en 2014 estimó que la exposición a partículas de polvo causó alrededor de 400.000 muertes prematuras por enfermedad cardiopulmonar en la población de más de 30 años. Algunas enfermedades infecciosas pueden transmitirse por el polvo. Los brotes de meningitis meningocócica ocurren en todo el mundo, sin embargo, la incidencia más alta se encuentra en el “cinturón de la meningitis”, una parte del África subsahariana con una población estimada de 300 millones.

Actualmente, más de 20 organizaciones ofrecen predicciones de polvo diarias o regionales a nivel mundial en diferentes regiones geográficas, incluidos 7 modelos globales y más de 15 modelos regionales que contribuyen a SDS-WAS. El Sistema de Asesoramiento y Evaluación de Alerta de Tormentas de Arena y Polvo de la OMM es una federación mundial de socios organizada alrededor de nodos regionales. Integra comunidades de investigación y usuarios (por ejemplo, de los sectores de salud, energía, transporte, aeronáutico y agrícola). Actualmente hay tres Nodos Regionales: el Nodo Norte de África-Medio Oriente-Europa, alojado por España, el Nodo asiático, hospedado por China y el Nodo Panamericano, organizado por Barbados y EE.UULa Asamblea General de la ONU adoptó resoluciones sobre las tormentas de arena y polvo, y pidió medidas más firmes de la ONU contra un peligro que plantea un grave impedimento para el desarrollo sostenible de los países afectados y el bienestar de sus pueblos.

Fuentes: Noticias de la ONU, Organización Meteorológica Mundial

Otros artículos importantes: