La NOAA a emitido el día de hoy, una advertencia sobre el estado actual del Fenómeno El Niño. Estas advertencias de El Niño o La Niña se emiten cuando se han observado y se espera que continúen las condiciones de dicho fenómeno. Existe aproximadamente entre 50% a 60% de probabilidad de que continúen condiciones de este fenómeno hasta el verano de 2015 en el Hemisferio Norte de acuerdo a las predicciones actuales.

nino
El Niño suele tener una serie de impactos a nivel global, como por ejemplo durante la temporada de huracanes en el cálido Pacífico tropical la frecuencia de sistemas tropicales usualmente aumenta. En cambio, en el Atlántico tropical, la frecuencia de sistemas tropicales disminuye dado a que EL Niño promueve un aumento en la velocidad de los vientos que fluyen en niveles altos de la atmósfera, factor que tiende a interrumpir el desarrollo ciclónico de estos sistemas. Comparado con el mes pasado, algunos modelos adicionales indican que El Niño (valores de 3-meses del índice del Niño-3.4 igual o mayor de 0.5 oC) continuará durante el 2015. Esto es apoyado por el aumento reciente en las temperaturas de la sub-superficie y por las proyecciones de los modelos sobre la continuación de las anomalías en los vientos leves del Oeste a través de partes del Pacífico ecuatorial. Sin embargo, el indicador de los modelos tiende a ser menor durante la primavera del Hemisferio Norte, lo cual contribuye a disminuir las probabilidades de El Niño a través del año.

¿Cómo afectaría El Niño a Venezuela?

El Niño, está reconocido como un evento que provoca cambios importantes en muchos elementos climáticos como la precipitación y la temperatura. Debido a estos cambios, que en ocasiones constituyen verdaderos desastres, la economía y la sociedad padecen condiciones muy adversas durante períodos de tiempo relativamente largos. En el caso de Venezuela, este fenómeno produce aumento significativo de las temperaturas medias con picos extremos durante el día y disminución importante de las lluvias. Ya en un artículo anterior, les había adelantado que de acuerdo al comportamiento de las precipitaciones en el país durante el año 2014  la tendencia sería de un período seco con mucho calor que aunado “ahora” a un evento Niño, incrementaría aún más estos valores en todo el territorio nacional. Un estudio realizado por la CAF y publicado en el portal del ente oficial de la meteorología en Venezuela, INAMEH, recuerda los efectos negativos que se sintieron en el país especialmente durante 1992, 1996 y 1997-98, años Niños enmarcados o caracterizados por éste déficit de las precipitaciones, situaciones de sequía en varias regiones e incremento relevante de las temperaturas. Los incendios forestales, enormes pérdidas en las cosechas, disminución en los niveles de las principales cuencas, fueron otros efectos importantes señalar que se han presentado cada vez que un evento Niño ha hecho su entrada. Así mismo debemos recordar las consecuencias producidas por los efectos de éste fenómeno en el año 2010, donde la escasez de lluvias nos golpeó con fuerza. Ríos casi secos, siembras perdidas por falta de agua y un racionamiento eléctrico producto de un dramático descenso del Guri, reservorio donde se genera un 70% de la energía que mueve al país.

Ahora bien, la NOAA espera una intensidad débil del fenómeno, por lo que no anticipa impactos globales generalizados o significativos. Sin embargo, acota que algunos impactos usualmente asociados con El Niño pueden aparecer en algunas localidades durante la primavera del 2015 en el Hemisferio Norte.

21

Fuente: NOAA