El pasado 28 de febrero, los pobladores de Nueva Zelanda pudieron observar como el cielo se tornaba de apariencia peligrosa, tenebrosa para muchos y, es que así lo sugiere un nuevo grupo de nubes que a pesar de inspirar algún temor para quienes la observan, es simplemente un grandioso espectáculo que la naturaleza nos ofrece.

Asperatus-Clouds-over-New-Zealand--640x479

Crédito de la foto: Witta Priester

Se trata de las formaciones bautizadas Undulatus asperatus, que aparecen en el horizonte de cielos cargados y avanzan rápidamente como “olas ásperas”. En 2006, la aficionada Jane Wiggins, de Cedar Rapids, Iowa, tomó una fotografía que se volvió viral. Desde entonces, miles de adeptos han retratado formaciones similares.

Foto de Jane Wiggins

Margaret LeMone, una experta en nubes del National Center for Atmospheric Research ha tomado fotos de nubes asperatus durante 30 años, y la considera probablemente como un nuevo tipo de nube. El 20 de junio de 2006 Jane Wiggins tomó  la imagen de nubes asperatus desde la ventana de un edificio de oficinas en Cedar Rapids, Iowa. En Marzo de 2009, Chad Hedstroom tomó una imagen de nubes asperatus desde su coche, cerca de Greenville Ave en Dallas, Texas. En 2009 Gavin Pretor-Pinney, fundador de la Cloud Appreciation Society, encontró una de estas imágenes y comenzó a trabajar ante la Royal Meteorological Society para promover el reconocimiento del nuevo tipo de nube. La fotografía de Wiggins fue publicada en el sitio web de National Geographic el 4 de junio de 2009. Las nubes más cercanamente relacionadas con las nuevas nubes son las nubes undulatus. Aunque parecen oscuras y tormentosas, tienden a disiparse sin provocar tormentas. Las nubes de aspecto ominoso han sido particularmente frecuentes en los estados llanos de los Estados Unidos, a menudo durante las mañanas o las horas del mediodía siguiendo a la presencia de actividad tormentosa convectiva.

La Organización Meteorológica Mundial (WMO), que depende de Naciones Unidas, es la encargada de oficializar el nombramiento para que las fotogénicas undulatus asperatus se unan a sus primas las cúmulonimbus, cirrocúmulus, cirrus y stratocúmulus, entre otras. La última vez que incorporó una nueva clasificación en el Atlas Internacional de Nubes fue en la década de los años 50.

Crédito: Hampton Road Photography