Una nubes de plasma solar producto de una nueva erupción del Sol, se espera que impacte el campo magnético de la tierra en algún momento entre el 29 y 30 de septiembre. Los niveles de protones están en aumento y una tormenta geomagnética S1 menor está ahora en progreso. Recordemos que la mayor afectación que producen estas tormentas, son la interrupción momentánea de las comunicaciones en la zona de impacto y la formación de hermosas auroras en las altas latitudes. Por lo cual no genera ningún efecto directo sobre los seres humanos. La erupción proviene de la región conocida como 1577, ocurrida el pasado 27 y fue de intensidad moderada C3.7 pero geomagnéticamente efectiva (dirigida hacia La Tierra).

3-day GOES Proton Flux plot

Niveles de protón en aumento desde ayer