En vísperas del invierno boreal en gran parte de EE.UU., el frío ya ha causado las primeras muertes y ha obligado a miles de personas a buscar alternativas para mantener una temperatura promedio en sus casas y soportar los miles de apagones y caminos bloqueados.

image

En California, cuatro personas murieron de hipotermia en el área de la Bahía de San Francisco. Cerca de media decena de muertes relacionadas con el tráfico fueron atribuidas al tiempo en varios estados. Los meteorólogos dijeron que el poderoso sistema meteorológico tiene ahora en la mira al estado de Virginia y la zona central de la costa Atlántica, donde se esperan heladas. Las temperaturas en Montana y Dakota del Sur rondaban el punto de congelación durante el sábado, mientras que gran parte del centro Norte del país estaba menos fría. Millones de estadounidenses se aprestaban a sobrellevar el embate del hielo y la nieve durante una ola de frío anunciada para el fin de semana en una zona que va desde Texas hasta Ohio, pasando por Tennessee. Las autoridades de Virginia advirtieron a los residentes que podría caer una enorme tormenta gélida el domingo, que podría traer cortes de electricidad y carreteras peligrosas. El aguanieve, la nieve espesa y las ráfagas implacables en una vasta región del país crearon condiciones peligrosas para manejar y obligaron a suspender clases mientras el termómetro bajaba sin cesar al avanzar el sábado. Una sección peligrosa por la acumulación de hielo obligó a cerrar intermitentemente un tramo de 80 kilómetros (50 millas) de la carretera interestatal 35 al norte de Dallas durante unas cinco horas mientras los tractores remolque no podían trepar una cuesta empinada y bloquearon la vía, dijo la vocera Michelle Releford del Departamento de Transporte de Texas. El bloqueo provocó un atosigamiento vehicular de kilómetros (millas). Se reportaron tres muertes debido a las condiciones de las carreteras, una en Arlington y dos en Oklahoma. Unos 117.000 residentes del área de Texas se quedaron sin energía el sábado por la mañana y fueron cancelados más de 350 vuelos que debían partir del aeropuerto internacional de Dallas/Fort Worth por la mañana, informó el aeropuerto. Unos 3.330 pasajeros pasaron la noche en las terminales. La lluvia helada y el aguanieve eran anticipadas para el sábado por la noche en Memphis, Nashville y otras áreas de Tennesse antes de que la tormenta empiece a avanzar hacia el Noreste. Las autoridades de Virginia advirtieron a los residentes que podía desencadenarse otra tormenta el domingo. La portavoz del Departamento de Emergencias del estado, Laura Southard, advirtió que la tormenta de hielo tenía el potencial de tener “proporciones históricas”. “Este pronóstico nos preocupa mucho”, agregó Southard. “He trabajado en numerosos desastres, pero nunca en una tormenta de hielo con un pronóstico como este”.

Una fuente congelada en la ensenada de Chandler cuenta la historia de una ola de frío en South Lake Union en Seattle, Viernes, 06 de diciembre 2013. (The Seattle Times, Ken Lambert)

Una fuente congelada en la ensenada de Chandler en South Lake Union en Seattle, Viernes, 06 de diciembre 2013. (The Seattle Times, Ken Lambert)

Un pequeño puente residencial sigue siendo recubierto de hielo después de varios centímetros de nieve y el hielo cubrieron la zona, en Van Buren, Arkansas, Viernes, 06 de diciembre 2013. (The Southwest Times Record, Rachel Rodemann)

Un pequeño puente residencial sigue siendo recubierto de hielo después de que varios centímetros de nieve y el propio hielo cubrieran la zona, en Van Buren, Arkansas, Viernes, 06 de diciembre 2013. (The Southwest Times Record, Rachel Rodemann)

Fuente del texto: elnuevoherald