A veces se torna complicado para quienes le hacemos seguimiento a los fenómenos meteorológicos vistos desde la perspectiva del satélite y de todas las herramientas que utilizamos, observar como un Super Tifón de la magnitud de Haiyan, uno de los más intensos de la historia, se dirige a una zona poblada como fue en éste caso Filipinas, con vientos de más de 300Kmh y no poder imaginar lo que ocurrirá en tierra. Les confieso que cuando coloqué en las redes sociales la imagen satelital del ojo de Haiyan y la monstruosidad de nubosidad que lo acompañaban, ya tenía una película plasmada en mi mente de lo que estaba lamentablemente aconteciendo.

Imagen visible del ojo del Super Tifón Haiyan. Fuente: CIMSS

Imagen visible del ojo del Super Tifón Haiyan. Fuente: CIMSS

La Organización Mundial de Salud (OMS) calificó con categoría 3, el nivel más elevado, el desastre provocado por el Super Tifón Haiyan en la región central de Filipinas, donde centenares de miles de personas carecen de acceso a alimentos y agua. Hospitales de campo, médicos, medicinas y material sanitario han sido enviados a Filipinas, indicó en un comunicado emitido por la institución, que equiparó la devastación causada por Haiyan a la del tsunami del Índico en 2004 o el terremoto que asoló Haití en 2010.

Tifon-Hayian-muertos-Filipinas-AP_CLAIMA20131110_0136_14

 “La OMS está coordinando todos los aspectos relacionados con la salud en esta emergencia para garantizar que los suministros se envían con rapidez hacia los lugares donde hay mayores daños como Tacloban, Cebú y la costa este de Leyte”, dijo la OMS, en la nota.
TOPSHOTS-PHILIPINES-WEATHER-TYPHOON
La organización dijo que hospitales de campo y equipos médicos de Bélgica, Israel, Noruega y Japón ya se encuentran en la región de Visayas, en el centro del archipiélago, y que más equipos de Australia y Alemania se dirigen al lugar. La ONU instó a la comunidad internacional a enviar ayuda por valor de 301 millones de dólares a Filipinas para desarrollar la respuesta de emergencia durante seis meses en el país. Naciones Unidas estima 10.000 muertos, aunque el número oficial sea 1.833, según indicó en su último informe el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino que también indicó que hay 2.623 heridos y 84 desaparecidos.
tifon-en-filipinas