Una erupción solar proveniente de un filamento del astro rey registrada el pasado domingo, está produciendo una tormenta de radiación de manera moderada (S2) según las alertas emitidas por el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA.

Nivel de protones en aumento. Tormenta de radiación moderada está en curso

Nivel de protones en aumento. Tormenta de radiación moderada está en curso

El plasma solar dirigido hacia La Tierra, estaría produciendo una tormenta geomagnética durante las próximas 48 horas. Ésta tormenta pronosticada por la NOAA y de acuerdo a sus modelos computarizados, estiman se esté produciendo en la segunda mitad del día 2 de octubre y será de fuerza moderada. Según las previsiones, el índice Kp de perturbaciones geomagnéticas no subirá por encima de 6 en una escala del 0 al 9, con  el cero (0) como ausencia de fenómenos de este tipo, mientras que por encima del 5 se considera que se produce una tormenta geomagnética de moderada a fuerte. Los servicios de sistemas de comunicaciones por satélite ya han sido notificados sobre la inminente actividad solar. Se prevé que el área de impacto principalmente sea hacia los polos, 55 grados de latitud geomagnética. Pueden ocurrir fluctuaciones de las redes de energía. Así mismo los sistemas de potencia de alta latitud pueden experimentar alarmas de voltaje. Se están tomando previsiones en caso de ocurrir irregularidades de orientación con los satélite, siendo mayor la afectación para satélites de baja órbita terrestre. 

La propagación de radio de alta frecuencia (HF) pueden desaparecer en latitudes más altas. Los aficionados observadores del cielo, podrán contemplar hermosas Aurora, las cuales pudieran verse tan bajo como Nueva York y Wisconsin.