Por primera vez, los científicos han hecho un mapa en 3-D del hielo marino en la Antártida oriental. El mapa ayudará a revelar la cantidad de hielo en la región, lo cual es importante para la comprensión de cómo el posible cambio climático está afectando a la Antártida. Los investigadores australianos, realizaron un viaje de dos meses a la región con el rompehielos The Australian Antarctic Division’s icebreaker Aurora Australis, helicópteros  y un vehículo especial, el submarino autónomo (AUV), con la finalidad de producir un mapa de la parte superior e inferior del hielo del extenso mar y la búsqueda de picos y valles que se asemejen a la topografía de la tierra. Estos datos son una adición valiosa, ya que aunque los satélites pueden mantener control sobre la cantidad de la capa de hielo, no son buenos para medir el espesor del mismo o el volumen en comparación con la información que este nuevo mapa 3-D proporciona.

El líder del proyecto Guy Williams, del  The Antarctic Climate and Ecosystems Cooperative Research Centre, dijo en un comunicado que la tecnología representa un avance enorme sobre lo que los investigadores habían utilizado anteriormente. “En el pasado, teníamos que tomar las medidas de la línea de perforación y observar el espesor del hielo  a medida que avanzábamos a través de él en un barco, pero con el AUV, ahora podemos utilizar un multi-haz sonar para medir un témpano de hielo con todos sus detalles, sin precedentes”, dijo en el comunicado.

El vehículo submarino “nada” 65 pies (20 metros) por debajo del hielo, viajando como una “cortadora de césped” utilizando un grid-patrón y un sonar para elaborar un mapa de los hielos. Los datos recogidos por el vehículo se almacena en un ordenador que lleva a bordo y se convierte en un mapa en 3-D “. “El espesor del hielo marino está considerado entre los científicos del clima como uno de los indicadores fundamentales del probable y controversial cambio climático”, dijo el investigador Jan Lieser en un comunicado. “Cuando sepamos cómo está el espesor de la cubierta del hielo marino y si está cambiando con el tiempo, podremos estimar la influencia del cambio climático mundial en el medio ambiente antártico “.

Los cambios en el hielo marino afecta a la formación del agua fría y salada en el fondo antártico que impulsa las corrientes oceánicas en todo el mundo al igual que los organismos que dependen del hielo para el hábitat y la alimentación, desde  los plancton amantes del frío hasta las ballenas.