Hace tres días, cuando una mancha solar identificada como la 1944 arrojara apuntando hacia la Tierra una llamarada solar de clase X1.2, exactamente el pasado 7 de enero a las 18:30UT, la NASA y el Centro de Predicción de Clima Espacial de la NOAA como es habitual en estos casos y de acuerdo a sus modelos con que efectúan los pronósticos, emitieron unas alertas “MENORES” ante la posible llegada del flujo de protones proveniente de la expulsión de la erupción señalada y que a raíz de esto se podría producirce una tormenta geomagnética de moderada a fuerte. Y es que, las llamaradas de clase “X” están consideradas como llamaradas intensas, de allí que si ella viene acompañada de una eyección de masa coronal, producen las denominadas tormentas geomagnéticas. Pero esto no siempre ocurre, ya que depende de la posición y configuración de la mancha, el viento solar, entre otros factores. Por eso se debe tener prudencia en el manejo de las alertas y avisos emitidos por los entes encargados del estudio de la actividad solar. Muchos medios no lo hicieron y entre tantos titulares se pudo leer cosas como: “Llamarada solar llegará a la Tierra éste jueves” (las llamaradas no llegan a la Tierra), “Mancha solar producirá gran tormenta geomagnética”, “Interferencias de las comunicaciones producto de una tormenta solar que llegará a la Tierra”, “Una gran tormenta solar impactará con nuestro planeta”, entre otros.

Una tormenta geomagnética se considera relevante, cuando su índice supera el KP=5

Una tormenta geomagnética se considera relevante, cuando su índice supera el KP=5. El gráfico señala los registros de las actividad geomagnética desde el día 8 de enero de 2014, muy por debajo de lo esperado.

A parte de no existir el registro de la “Super Tormenta Solar”, la actividad solar se encuentra en niveles muy bajos esta mañana. La gran mancha solar 1944 que si produjo una fuerte llamarada cosa que es muy distinta a una tormenta geomagnética, continúa disminuyendo gradualmente en tamaño y complejidad. Seguirá existiendo la posibilidad de que esta mancha produzca alguna otra llamarada mientras sigue girando a través del cuadrante Suroeste y desaparezca de nuestras vistas. Todas las demás regiones visibles son estables. Una nueva mancha solar 1950 aparece en el cuadrante Noreste.

Manchas solares vigentes

Manchas solares vigentes

La actividad geomagnética se mantuvo más débil de lo previsto. Velocidades del viento solar eran en su mayoría estables cerca de 400 a 450 km/s, y el componente Bz/FMI fue en su mayor parte positiva. El flujo de protones hacia la Tierra continúan disminuyendo y se mantienen dentro del umbral de una tormenta de radiación S1 menor gradualmente.

Disminución del flujo de protones

Disminución del flujo de protones