Lo primero que debemos saber, es que en Venezuela el descenso de las temperaturas ocurren habitualmente en los meses de diciembre, enero y febrero (con la declinación solar alejada al hemisferio Sur y otros factores meteorológicos como los eventos Nortes y variables climáticas como La Niña tal y como ocurre actualmente). Posteriormente viene un aumento en los termómetros que comienza en buena parte del país para finales de marzo, abril y mayo. Sigue otra disminución del calor con la aparición de las lluvias entre junio, julio y agosto y, otro ascenso en agosto, septiembre y parte de octubre; ésto lo podemos observar en el ejemplo de las siguientes tres estaciones meteorológicas:

Normales climatológicas 1970-2000 para Guanare. Fuente: Servicio de Meteorología de la Aviación

Normales climatológicas 1970-2000 para Caracas-La Carlota. Fuente: Servicio de Meteorología de la Aviación

Normales climatológica 1970-2000 para Puerto Ayacucho. Fuente: Servicio de Meteorología de la Aviación

Durante ésta semana, las temperaturas ambientales han disminuido considerablemente en gran parte del territorio nacional en comparación a los últimos años donde hemos estado influenciados por la variable climática “El NIÑO“, ejemplo de ésto fue el pasado 2016, cuando en los primeros meses del período se llegó a imponer incluso nuevos récord de calor en varias localidades. En ésta oportunidad tenemos varios ingredientes: una variable climática contraria conocida como “LA NIÑA“, el pasaje de un frente frío prolongado hasta El Caribe que incluso dejó una línea de cambios bruscos en la dirección y velocidad del viento en el eje Norte del país (Shear Line), por ende descenso de latitud de masas de aire más frías y en algunas regiones (como los andes) la cobertura nubosa durante el día ha disminuido la radiación directa manteniendo las temperaturas medias (durante todo el día) por debajo de lo habitual, posteriormente al presentar noches y madrugadas despejadas el calor logra escapar fácilmente a la libre atmósfera. Ahora bien, sabiendo todo ésto, ¿podemos decir que en Venezuela hay una Ola de Frío? Tal y como lo explican los amigos de ElTiempo, “no hay una definición de forma global para poder saber cuando se puede hablar de ola de frío, y es que como es lógico, no es lo mismo una temperatura en Canadá que en España” o en el Norte de Estados Unidos que en Venezuela. “Mientras a una temperatura determinada en España se habla de ola de frío, en otros lugares del mundo se consideran valores normales.” En nuestro caso, debemos trabajar con números, o sea, con las normales climatológicas de cada zona y específicamente durante ésta semana que ha transcurrido y a pesar del “frío” que se ha sentido, los valores registrados en la mayoría de las estaciones meteorológicas del Servicio de Meteorología de la Aviación, no han superado sus registros mínimos históricos. Cabe acotar, que en nuestro país existen un buen número de estaciones automáticas pertenecientes al INAMEH (ente oficial de la meteorología en Venezuela) que aún no cuentan con los registros suficientes para establecer “Normales Climatológicas” según exigencias de la Organización Meteorológica Mundial y, en un buen número de casos, las estaciones automáticas no han sido consistentes en la transmisión continua de la información, lo que quiere decir que debemos guiarnos por los promedios que tenemos en la base de datos de SERMETAVIA. Volviendo al tema, podemos considerar que existe una ola de frío cuando coinciden diversos factores. Los más importantes son:

  • Debe durar al menos tres días seguidos.
  • El 10% de las temperaturas medias sean un 5% más bajas que el promedio histórico.
  • Que el estudio sea basado al menos con los valores medios que están comprendidos entre los años 1971 y el 2000.

Fíjense, que si vamos a definiciones más técnicas, en Meteorología, una ola es un fenómeno atmosférico que, al propagarse, determina un cambio repentino de la temperatura de una región geográfica. Una ola de calor se determina por una subida brusca de la temperatura que alcanza valores anormalmente elevados. Estos valores deben persistir al menos durante 5 días consecutivos y tienen que superar el 95% de los valores máximos históricos. La ola de frío (a veces también llamada ola polar), por el contrario, es el repentino e intenso descenso de la temperatura, cuya variación puede llegar a ser de 20 a 30°C en 24 horas. Puede propagarse con extraordinaria rapidez y atravesar todo un continente en tan solo dos días.

Ahora que sabes todo ésto, ¿Se puede decir que en Venezuela hay una Ola de Frío? Creo que hasta el momento NO!

Otros artículos importantes: