Las temperaturas promedio global sobre las superficies terrestres y oceánicas de septiembre de 2015 fueron la más altas que la de cualquier otro septiembre desde que se tiene registros en 1880. Este fue también el mayor aumento por encima del promedio para cualquier mes en éste registro histórico de 136 años, superando el récord anterior establecido tanto en febrero y marzo de este año en 0,02 °F (0,01 °C). Además, los primeros nueve meses del año (enero-septiembre) también se registran muy cálidos.

September-2015-Global-Temp-Percentiles-Map

Fuente: National Centers for evironmental Information

Las zonas más cálidas se observaron en todo el Noreste de África extendiéndose hacia el Medio Oriente, parte del Sureste de Asia, la mayor parte de la mitad del Norte de America del Sur y partes del centro y el Este de América del Norte. También se dio en gran parte de los océanos del mundo, incluyendo el Mar Mediterráneo oriental, la mayor parte del Mar de Arabia, y las aguas que rodean a Hawai, donde se espera que las aguas cálidas provoquen un episodio de blanqueamiento  significativo de los corales, resultado de la muerte a gran escala del coral. Récords de aguas cálidas, también se observaron entre las islas Bahamas y las Bermudas, lo que ayudó a la rápida intensificación del Huracán Mayor Joaquin (según los expertos) hasta llegar a  categoría 4 a mediados de septiembre.

El Niño y el cambio climático están jugando un papel importante, según Dr Jeff Masters de Weather Underground.

“Un evento potente de El Niño en el Pacífico Oriental que cruzó el umbral de la categoría de “fuerte”a principios de julio continúa intensificándose por lo que éste evento ha podido liberar una gran cantidad de calor a la atmósfera, lo cual por lo general aumenta las temperaturas globales en al menos 0,1 grados centígrados”, escribe Masters. “Este golpe adicional en la temperatura, cuando se combina con el calentamiento a largo plazo del planeta debido a las emisiones de origen humano de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, hace que sea prácticamente seguro de que 2015 será el segundo año consecutivo más caluroso en la Tierra desde que se tiene registro – y se puede apostar que el 2016 podrá superar incluso el calor de 2015“- concluyó.