¿Sabías que El Mar Caribe emite un silbido tan fuerte que puede ser escuchado desde el espacio? Pues si, y lo hace en forma de oscilaciones sobre el campo gravitatorio de la Tierra. Podemos comparar la actividad del océano en el Mar Caribe a la de un silbato. Cuando soplas en un silbato, el chorro de aire se vuelve inestable y excita la onda de sonido que encaja en la cavidad del silbato. Debido a que el silbato es abierto, el sonido se irradia hacia afuera de forma que puedas oírlo. ¿De dónde sale ese extraño zumbido? ¿Qué provoca un ruido tan monumental? Investigadores de la Universidad de Liverpool han realizado un estudio al respecto y acá lo explican.

Sin título

El Mar Caribe está ubicado al Este de Centroamérica y Norte de Suramérica el cual cubre un área de aproximadamente 2.754.000 km2. Los oceanógrafos analizaron los niveles del mar y las lecturas de presión tomadas desde el fondo marino por medio de cuatro modelos diferentes de la actividad del océano durante el período de 1958 hasta 2013. También utilizaron información de mareógrafos y mediciones por satélite de la gravedad. Se dieron cuenta de un fenómeno que han llamado “silbido de Rossby“, que ocurre cuando una “ola de Rossby”, una gran ola que se propaga lentamente hacia el Oeste en el océano, interactúa con el fondo del mar. Esto hace que la ola se extinga en el límite occidental y reaparezca en el lado oriental de la cuenca, una interacción que ha sido descrita como un agujero de gusano de Rossby. Sólo ondas de longitudes particulares pueden sobrevivir a este proceso sin anularse mutuamente, pero estas ondas particulares se refuerzan, produciendo una oscilación con un período de gran nitidez. Como resultado, el agua fluye dentro y fuera de la cuenca cada 120 días. Este cambio de masa es suficiente para realizar cambios en el campo gravitatorio de la Tierra que pueden ser medidos por satélites. El período de 120 días significa que este silbido toca una nota de La bemol, muchas octavas por debajo del rango audible pero lo suficientemente fuerte como para que pueda ser detectado por un satélite de la NASA. Del mismo modo, una corriente oceánica que fluye a través del Mar Caribe se vuelve inestable y excita una resonancia de un extraño tipo de ola marina llamada ola de Rossby. Debido a que el Mar Caribe es parcialmente abierto, esto provoca un intercambio de agua con el resto del océano que nos permite escuchar la resonancia usando mediciones de gravedad. “Este fenómeno puede variar el nivel del mar en hasta 10 cm a lo largo de la costa de Colombia y Venezuela, por lo que entenderlo puede ayudar a predecir la probabilidad de inundaciones costeras”, dice el investigador. Los científicos creen que el silbido de Rossby también puede tener un impacto en todo el Atlántico Norte, ya que regula el flujo de la Corriente del Caribe, que es la precursora de la corriente del Golfo, un importante componente del motor climático del océano.

Fuentes: Geophysical Research Letters, ABC