Entre el 22 y 23 de marzo, la declinación del Sol ya comenzará a incidir perpendicularmente sobre Venezuela, desde su extremo más Sur o punto más austral, conocido como la Naciente del Río Ararí, Estado Amazonas, hasta que “barra” progresivamente el resto del país en sentido Sur-Norte. De allí es que de acuerdo a las estadísticas climatológicas, comenzarán los días con más calor para Venezuela y, es precisamente en este trimestre (marzo-abril-mayo) donde se han registrado las temperaturas máximas absolutas para gran parte del territorio nacional.

En su trayectoria aparente hacia el Hemisferio Norte tal como ocurre actualmente, el sol incidirá en su punto de máxima declinación sobre los 23°45´ latitud Norte, el cual alcanzará el 21 de junio durante el solsticio de Verano a las 04:24UTC para éste año 2017, pasando primero por el equinoccio de primavera, cuando el sol incide en el ecuador, o sea en los 0º, lo cual ocurrirá el 20 de marzo a las 10:28UTC. De manera contraria ocurrirá cuando el Sol comience a declinar hacia el Sur, alcanzando los 0º nuevamente el 22 de septiembre, conocido como el equinoccio de otoño, alcanzando su punto de menor latitud el 21 de diciembre cuando se ubica en los 23°45´ Latitud Sur. En ese “vaivén” del Sol (recordemos que quien produce dicha declinación es La Tierra) Venezuela es barrida por decirlo así, en dos oportunidades. Actualmente el calor que sentimos en algunas localidades del país y que comenzará a incrementarse más aún, se debe precisamente a éste acercamiento de la declinación solar perpendicular, entre otros ingredientes meteorológicos. Dicha declinación solar sobre Venezuela se inicia como ya les indiqué entre el 22-23 de marzo y finaliza (en ésta primera etapa) entre el 3 y 4 de mayo rumbo al solsticio de verano, tomando en cuenta que el punto extremo al Norte de Venezuela es en Isla de Aves, Dependencias Federales, 15°40′N 63°37′W. El punto más boreal continental de nuestro país es Cabo San Román, al Norte de la Península de Paraguaná, Estado Falcón. La diferencia entre éstos meses (marzo-abril-mayo) con respecto a agosto y septiembre, es que actualmente tenemos otro ingrediente que produce calor: la temporada cuando menos llueve en nuestro país, lo que ayudaría a más calor aún. Lo que quiere decir en caso contrario, que en las zonas donde ocurran algunas precipitaciones, el calor será atenuado temporalmente.  La variación de la declinación solar es de aproximadamente 0,4º de latitud diarios.

En el mapa de Isotermas anterior, podemos observar las temperaturas que ya se registran para el 15-16 de marzo, teniendo registros significativos próximo a los 37ºC en los Llanos Occidentales, lo cual se irá proyectando igualmente para las regiones históricamente afectadas por el calor de ésta época.

Otros artículos importantes: