De acuerdo al último boletín emanado por el Centro de Predicciones Climáticas/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad al igual que el CIIFEN, el fenómeno El Niño se ha afianzado aún más, por lo que existe la probabilidad por encima de un 90% de que se mantenga durante todo el 2015 y un 80% que persista en el primer trimestre del 2016.

Se prevé que el Océano Pacífico Tropical mantendrá temperatura sobre lo normal durante los próximos meses

Se prevé que el Océano Pacífico Tropical mantendrá temperatura sobre lo
normal durante los próximos meses

Las actuales condiciones oceánicas y atmosféricas, continúan ejerciendo influencia en el comportamiento de la distribución de las lluvias y en la circulación atmosférica tanto en Mesoamérica como Suramérica. Estas condiciones siguen mostrando el acoplamiento del océano con la atmósfera reflejada en la temperatura del océano y el debilitamiento de los vientos zonales. En tal sentido, las predicciones dinámicas y estadísticas para éste próximo trimestre (Julio-Agosto-Septiembre) sugieren, déficit de precipitaciones en el Noreste de Suramérica (buena parte de Venezuela), en Centroamérica, costa caribeña de Colombia, y el extremo Este del Brasil; húmedo en el Sureste de Suramérica, en la región oriental de Colombia y de Ecuador, el Sur de Ecuador, el Norte y Nororiente del Perú.

Sin título Sin título2

Específicamente para Venezuela, los modelos vuelven a indicar posibilidades de lluvias por encima del promedio en los estados afectados por las lluvias durante junio pasado, como son Apure y Sur de Táchira. Debemos estar atentos ante el pasaje de las Ondas tropicales las cuales han sido el principal agente detonador de precipitaciones en el país durante ésta temporada, por supuesto que aunado a otras condiciones sinópticas puntuales.

AVISO:

Se mantiene la recomendación a las autoridades nacionales, locales, sectores productivos, sistemas de gestión de riesgo, de recursos hídricos y pesqueros de los países históricamente afectados, a poner en marcha los planes contingencia, para afrontar los diversos impactos que este evento pudiera ocasionar en las diferentes regiones. Utilizar la información científica, aun reconociendo sus incertidumbres, para la planificación y la gestión de riesgo ya no es una opción, sino una obligación como inversión para el desarrollo.

Fuente: CIIFEN, Centro de Predicciones Climáticas/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad.