¿Recuerdan los días de altas temperaturas durante el trimestre abril, mayo y junio en Venezuela? En aquella oportunidad les hablaba de varios factores meteorológicos como ingredientes de ésta receta llamada “calor”. Les señalaba que el principal factor era la declinación solar perpendicular sobre nuestro territorio. Pues volvemos a lo mismo. “El Sol está de regreso”.

calor

La declinación solar es el ángulo entre la línea imaginaria del Sol y la Tierra con el plano ecuatorial celeste (proyección del ecuador terrestre). El valor de la declinación solar varía a lo largo del año, de 23°45’N (21 de junio aproximadamente) a 23°45’S (21 de diciembre aproximadamente), pasando por cero en los equinoccios de primavera y de otoño. En el caso de las zonas tropicales, cuando la declinación solar coincide con la latitud de una determinada zona tropical, la radiación solar incide perpendicularmente a la superficie terrestre. Durante los días próximos a esta coincidencia entre declinación solar y latitud (zonas tropicales), los Índices UV aumentan de manera significativa, particularmente si se presentan condiciones de cielo despejado o parcialmente nublado. Para el día de hoy 25 de agosto de 2015 la declinación solar se encuentra incidiendo en los 10°59′ (Norte de Venezuela) y prosigue avanzando sentido Norte-Sur barriendo todo el país al final del recorrido. Donde no llueva, las altas temperaturas se harán sentir.

Figura7

Vamos rumbo al equinoccio otoñal para el hemisferio Norte, que ocurrirá éste año el día 23 de septiembre a las 08:20UTC.  Ese día y para un observador en el ecuador terrestre, el Sol alcanza el cenit  que es el punto más alto en el cielo con relación al observador, que se encuentra justo sobre su cabeza (90°). El paralelo de declinación del Sol y el ecuador celeste entonces coinciden. En el día de ayer, se registraron temperaturas elevadas sobre los 35°C en ciudades como Coro, La Fría, San Antonio del Táchira, El Vigía, entre otras. Recordemos que esto ocurre todos los años para éstas fechas, por lo cual no debemos hablar de olas de calor ni nada por el estilo como ocurrió en meses anteriores sin tener estadísticas a la mano.