La temporada de huracanes que empieza “estadísticamente” el 01 de junio en la cuenca atlántica será un 75% más activa de lo normal, y por lo tanto será más probable que un huracán de categoría elevada toque tierra en Estados Unidos o en El Caribe.

huracan

Así lo prevén al menos los expertos de la Universidad Estatal de Colorado, que desde hace ya treinta años difunden por estas fechas sus pronósticos para la temida temporada de huracanes, que en la cuenca atlántica dura los seis meses comprendidos entre junio y noviembre. “Anticipamos que la temporada de huracanes de 2013 en la cuenca atlántica tendrá una mayor actividad en comparación con las estadísticas climatológicas media de 1981-2010”, resumieron recientemente los expertos Philip Klotzbach y William Gray, responsables de la investigación. Ambos expertos señalan que una temporada estándar tiene 12 tormentas con nombre propio (tormenta tropical), de las que 6.5 llegan a ser huracanes, y dos de ellos alcanzan categorías superiores (de 3 a 5 en la escala de Saffir-Simpson, a partir de 178 kilómetros por hora). Sin embargo, según sus cálculos, la de este año tendrá 18 tormentas con nombre, nueve llegarán a huracán y cuatro alcanzarán categorías superiores. De cumplirse este pronóstico, será más activa que la temporada pasada, cuando, aunque hubo 19 tormentas tropicales y 10 huracanes, solo hubo dos huracanes mayores, “Michael” y el devastador “Sandy”, que causó la muerte directa de al menos 147 personas.

Los nombres de los ciclones para El Atlántico durante éste año 2013 serán: Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erin, Fernand, Gabrielle, Humberto, Ingrid, Jerry, Karen, Lorenzo, Melissa, Nestor, Oscar, Pablo, Rebekah, Sebastien, Tanya, Van y Wendy.

Por otra parte, el Océano Pacífico tendrá “una temporada ligeramente arriba del promedio” la cual comienza el próximo 15 de mayo, con 14 ciclones tropicales de los cuales cuatro serían huracanes intensos y otros cuatro moderados. “El promedio de 1949 a 2012 es de 13.2 ciclones con nombre”, señaló el Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN), que además recordó que la previsión de fenómenos meteorológicos puede cambiar debido a las variaciones atmosféricas.

El informe completo de la Universidad de Colorado puedes obtenerlo haciendo click aquí.