El “cometa del siglo”, como se le llamara a Ison, no quiere que dejen de hablar de él así tan fácil, probablemente trae un regalo sorpresa. Tras haber colapsado durante su acercamiento relativo al Sol y haber reducido unas 100 veces su luminosidad, el objeto celeste puede desintegrarse por completo dejando grandes fragmentos que caerían sobre la Tierra, según señaló el portavoz del Observatorio Astronómico Púlkovo en San Petersburgo, Serguéi Smirnov, tal y como recoge la agencia de noticias rusa “Itarr-Tass'”, fuente de ésta noticia.

Secuencias del cometa Ison

Secuencias del cometa Ison

Según el astrónomo, el cometa no ha desaparecido por completo y su cola todavía es visible, lo que significa que después de su desintegración o evaporación dejaría grandes fragmentos que pueden llegar a ser visibles para los habitantes de nuestro planeta. De acuerdo con la información suministrada por el científico, la destrucción del cometa provocó un fuerte descenso en su velocidad, así como el cambio de dirección del movimiento de sus pedazos. Si el cometa ISON no se hubiera destruido, se acercaría  a la órbita de la Tierra el 24 de diciembre, pasando a 65 millones de kilómetros de nosotros. Sin embargo, debido a la desaceleración general del movimiento de la nube del cometa en comparación con su núcleo y al retraso de los trozos separados de su cabeza, los restos del ISON cruzarán la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol una semana más tarde, justo antes del Año Nuevo, y podrían chocar con nuestro planeta.  “La Nochevieja, y también el período desde el 2 hasta el 4 de enero de 2014, podríamos esperar una intensificación de la actividad meteórica. Pueden ser llamaradas brillantes en el cielo causadas por numerosos meteoros diminutos, producto de la combustión al entrar en la atmósfera de la Tierra o hasta un fenómeno más espectacular como una lluvia de meteoros”, explicó el científico. Según Smirnov, en este periodo no se excluye incluso la caída  de un meteorito de mayor tamaño a la superficie terrestre. Los astrónomos van a precisar la probabilidad de este evento mientras siguen analizando la velocidad y la luminosidad de los fragmentos del cometa. Para alegría de los astrólogos y de los aficionados al estudio de las ciencias ocultas y lo paranormal, el paso de la nube del “cometa del siglo” sobre la Tierra casi coincide con la conjunción parcial de planetas que tendrá lugar el 4 de enero, cuando Mercurio, Venus, la Tierra, Júpiter y Plutón se “alinearán” con respecto al Sol.