Para el mes de enero, tanto el Servicio de Cambio Climático de Copernicus como los Centros Nacionales de Información Ambiental NOAA han reportado, temperaturas globales superiores a los promedios históricos en nuestro planeta. Enero de 2020 ha sido el más cálido en 141 años de registros. Febrero, quizás haya terminado por el mismo camino. Y Venezuela no ha escapado de esto, con anomalías positivas entre 1,0 y 1,5°C. Evidentemente, el calentamiento global, está afectando de una manera u otra, la mayoría de las regiones en el Mundo.

Aunado a esto, en Venezuela nos encontramos transitando por pleno período seco o la temporada de menos lluvias, el cual se caracteriza por tener días consecutivos con muy pocas precipitaciones y escasa cobertura nubosa en buena parte del país, lo que favorece el incremento de la temperatura ambiental. Así mismo, el humo de los incendios forestales durante estos meses, además de reducir la visibilidad horizontal, es un ingrediente más que se aloja en nuestra atmósfera y contribuye al aumento de los gases del efecto invernadero. Todos los modelos de predicción, coinciden en que el déficit de lluvias continuará en gran parte del territorio nacional para éste próximo trimestre (marzo-abril-mayo). Además de estos aspectos, la declinación solar ya se encuentra ganando latitud, incidiendo actualmente sobre los 6 grados sur. Ya para el 19 de marzo (de acuerdo al horario para Venezuela), inicia lo que se conoce como el equinoccio de primavera para el Hemisferio Norte, es decir, que ésta declinación solar comenzará a incidir perpendicularmente sobre el sur de nuestro país y con ello, progresivamente, irán aumentando las temperaturas, significativamente! Los modelos de predicción concuerdan, que las temperaturas en éste trimestre, estarán por encima del promedio histórico en buena parte de Venezuela:

Otros artículos importantes: