Tokelau es un pequeño archipiélago de Oceanía ubicado al sur del Océano Pacífico, formado por tres atolones (Atafu, Nukunonu, y Fakaofo) y con alrededor de 125 islotes. Tiene una superficie de 10 kilómetros cuadrados, aproximadamente 1.500 habitantes, y se ha convertido en el primer territorio del mundo totalmente alimentado con energía solar. Depende administrativamente de Nueva Zelanda. La empresa local Mount Maunganui es la contratista principal del galardonado Proyecto de Energía Renovable de Tokelau, que ha sido realizado por la empresa neozelandesa PowerSmart. Ha tenido un coste de 5.900.000 euros, y liberará a la nación de su dependencia de los sistemas de generación diésel, que además de contaminantes son cada vez más costosos de mantener. Cada uno de los tres atolones de Tokelau cuenta ahora con su propia granja solar, que le suministrará electricidad limpia suficiente como para satisfacer todas sus necesidades energéticas, y que permitirá al país cumplir con las obligaciones relativas a la reducción de emisiones para prevenir los efectos del cambio climático, así como asegurar su independencia energética. Las obras se iniciaron a mediados de Junio, con instalaciones solares realizadas en los tres atolones, y han requerido de 4.032 placas solares fotovoltaicas, 392 inversores y 1.344 baterías. Se generarán anualmente 1.464 megavatios/hora de energía limpia, y se evitará la emisión a la atmósfera de 950 toneladas de CO2.

Antes de obtener el total de su energía gracias al Sol, los generadores diésel quemaban alrededor de 200 litros de combustible al día en cada atolón, es decir necesitaban más de 2.000 barriles anuales de diésel para cubrir sus necesidades eléctricas, lo que tenía un coste aproximado de 640.000 euros. Como ya se ha indicado, la inversión es alta, pero hay que tener en cuenta que los ahorros también son muy importantes, pues en menos de 10 años el proyecto estará totalmente amortizado. Recientemente, gracias a estas instalaciones, la empresa PowerSmart ganó el premio en las categorías deTecnologías Limpias y en Sostenibilidad, de los New Zealand Innovators Awards. El pliego de condiciones original tenía previsto que la energía solar abasteciera el 90% de las necesidades eléctricas de Tokelau, pero gracias a un diseño creativo, a la metodología de gestión del proyecto, y a la mera escala de las instalaciones solares realizadas, en estos momentos estas granjas solares pueden ofrecer el 150% de la electricidad que requiere el país, lo que permitirá a los habitantes de Tokelau aumentar su consumo eléctrico sin seguir dependiendo del uso de combustible diésel.

Fuente: generatuenergia