Una fuerte tormenta geomagnética está impactando en latitudes polares e incluso zonas más bajas hasta Pensylvania, Iowa y Oregon con peligros para la navegación y con efectos visibles de aurora boreal, según el Centro de de Previsión de Clima Espacial de la Agencia Nacional Atmosférica y Oceanográfica NOAA, Estados Unidos.  A las 2 a.m. hora UTC se anunció la “fuerte a moderada” tormenta geomagnética solar de nivel G3 [G1 mínimo y G5 máximo] con un área inicial de impacto las latitudes polares hasta 50 grados. Se advierte que pueden ocurrir irregularidades en el voltaje, alarmas que no corresponden, afectar los sistemas de protección de las naves aéreas y se pueden producir problemas de orientación en los satélites. Es frecuente en estos casos la comunicación intermitente GPS con rangos de errores y fallas en las altas frecuencias. La Aurora Boreal se observa en latitudes tan bajas como Iowa, Oregon y Pensylvania, al igual que en Europa y Asia en bajas latitudes. La condiciones de tormenta geomagnética se iniciaron a nivel leve el día de ayer a las 2:44 hora UTC, con un impulso que se reiteró como tormenta de nivel G1 a las 17:25 horas y nivel G2 a las 22:30.

Llamaradas de clase C
Una region situada fuera de la extremidad noreste produjo una llamarada solar C3.7 a las 07:45 UTC de esta mañana y estuvo asociado con un evento de tipo II Frecuencia de Barrido y CME.  Debido a la ubicación de los puntos, la nube de plasma deben ser dirigidas sobre todo hacia el este.