Entre el 20 de mayo y el 6 de junio 2012, tres eclipses y grandes alineaciones de objetos cósmicos muy esperadas por los astrónomos y aficionados. 

20 y 21 de mayo, eclipse anular solar: después de transitar junto a Mercurio y Júpiter, el 20-21 de mayo, nuestro satélite se encuentra prácticamente como Luna Nueva (no visible), en la constelación de Tauro, además, está en su apogeo, es decir, en el momento más lejano de la Tierra de su actual órbita y se posiciona a 406 mil kilómetros de distancia. La cara de la Luna, en estos momentos apunta al hemisferio Norte cerca de la latitud 20 grados N. El eclipse anular solar del 20 de mayo 2012, se desarrolla cuando la Luna transita en conjunción con el Sol, oscureciéndolo a las 23:47 hora UTC. Solo es visto en el hemisferio Norte entre China y Estados Unidos. Su nombre anular indica que la Luna es más pequeña, y no logra oscurecer al Sol por completo, sino que deja un anillo luminoso a su alrededor.

22 de mayo: después del eclipse, se puede observar en los cielos del Este, antes del amanecer, a Mercurio y Júpiter transitar muy vecinos entre si, en la primera parte de la constelación de Tauro. Júpiter se mueve más lentamente en su gran órbita, pero Mercurio viaja veloz para juntarse en los próximos días con el Sol y a Venus.
23 y 24 de mayo: Muy temprano en la mañana del 23 de mayo, bajo el Sol se puede observar la Luna muy cerca de Venus, que está en el cuerno de Tauro. Nuestro satélite se aleja hacia géminis rápidamente mientras en el cielo, en los telescopios, se ven en una línea aparente, Venus, Sol, Mercurio y Júpiter.
27 de mayo: El 27 de mayo, Júpiter se observa solo antes de amanecer, ya que Mercurio lo deja atrás y se une al Sol en una vecina conjunción. (Mercurio conjunción al Sol). En sentido contrario, también Venus se acerca al Sol por debajo. Todos están en Tauro.
28 de mayo: Al anochecer del 28 de mayo, La Luna se observa cerca de la brillante estrella Regulus en dirección a Marte, que está en la Constelación de Leo, muy luminoso y rojo por estas noches.
29 de mayo: Con telescopios se puede ver como están visibles en una línea aparente, Venus, Mercurio, Sol y Júpiter, en la Constelación de Tauro. Más lejos, la Luna está en el cuarto creciente y en horas nocturnas se la ve entre el rojo Marte y Saturno, que está vecino a la brillante estrella Spica de Virgo. La mañana del 29 de mayo, la cara visible de la luna apunta el Ecuador, y en los próximos días lo hará hacia el hemisferio sur.
31 de mayo -1 de junio: Al anochecer se observa La luna en un tránsito vecino a la estrella Spica y a Saturno en un gran espectáculo que ofrece la Constelación de Virgo. Marte está a un costado, en Leo. Venus y Mercurio casi en conjunción se observan transitar vecinos y al amanecer, bajo el sol.
3 de junio: La Luna se encuentra en su punto más cercano a la Tierra, en perigeo, un día antes de Luna Llena, prácticamente unaSuper Luna o Super Moon de Junio, a solo 6 grados de la gran estrella Antares de Escorpión.
Eclipse lunar parcial del 4 de junio 2012: La Luna llena en su esplendor está en la Constelación de Escorpión, cerca de su estrella Antares el 4 de junio, opuesta a la constelación de Tauro donde se encuentra el Sol, al lado contrario de la Tierra. A las 11:12 hora UTC, mientras el satélite apunta hacia el hemisferio Sur, se observa un eclipse parcial lunar. El 4 de junio a mediodía, la Luna llena está además en su máxima declinación sur, en la latitud 21 grados y 41’, y desde ese momento inicia su órbita de retorno a las latitudes ecuatoriales.
Tránsito solar inferior de Venus el 6 de junio 2012: Durante el tránsito entre el 5 y 6 de junio se observa a Venus en conjunción que cruza la zona inferior del Sol. Se produce mientras se encuentran en el grado 20 o día 20 de Tauro. Diez días más tarde, el Sol deja a Tauro, y entra en el plano de la Constelación de Géminis, 24 grados desviado de las habituales fechas astrológicas, que marcan el inicio de esta constelación a fines de Mayo.