Astrónomos de todo el mundo se preparan para el gran acontecimiento de 2013: el paso de ISON, uno de los cometas más brillantes de la historia, que se podrá ver a simple vista. El recientemente cometa descubierto, C/2012 S1 (ISON) está en una trayectoria que lo llevaría a producir uno de los eventos de cielo nocturno más espectaculares de tiempos recientes.

el-cometa-c2012-s1-acerca-al-sol-dara-un-espe-L-9e1Tb1

Fuente: NASA-JPL

Las razones por las cuales este cometa es único, son dos: Los astrónomos predicen que el cometa pasará a sólo 1,866 millones de kilómetros del Sol cuando se encuentre en su perihelio, o acercamiento máximo. Este acercamiento producirá el derretimiento de enormes cantidades de hielo cometario, expulsando polvo y gas para formar una gran cola. Después de girar alrededor del Sol y formar su cola, el cometa debería pasar relativamente cerca de la Tierra, no para ser un tema de preocupación, pero sí para ofrecer un gran show en el cielo. Los observadores en el Hemisferio Norte tendrán la mejor vista ya que el cometa tendrá su máximo en las semanas próximas a la Navidad de 2013. El cometa alcanzaría un brillo equivalente a la Luna Llena. Sin embargo, cuando se acerque al máximo al Sol, “será difícil y peligroso verlo sin instrumentos especiales”.

9f72e1b3590780b7b12e12b875606207_article

La comunidad científica lo considera un “evento único en la existencia de la civilización”. El experto en cometas, John E. Bortle ya está comparando a ISON con el Gran Cometa de 1680, el cual, de acuerdo a los testimonios de la época, causó que la gente de la Isla Manhattan de Nueva York para “superar con el terror de una vista del cielo como la de ojos humanos saludando al azar… en la Provincia de Nueva York se organizó un día de ayuno y humillación para aplacar la ira de Dios.”

C/2012 S1 (ISON) es un cometa rasante del Sol descubierto el 21 de septiembre de 2012 por Vitali Nevski (Виталий Невский, Vitebsk, Bielorusia) y Artyom Novichonok (Артём Новичонок, Kondopoga, Rusia). Como los cometas se queman a alta velocidad, es muy probable que este viaje de ISON sea el último y no sobreviva al encuentro con el Sol. Pero si esto no sucede, volverá a visitarnos dentro de algunos cientos de años.