En la Tierra, algo siempre está ardiendo. Los incendios forestales se inician en ocasiones por efectos de los rayos o accidentalmente, y las personas usan lo que algunos denominan incendios controlados para administrar las tierras de cultivo y los pastos y despejar la vegetación natural de las tierras. Los incendios pueden generar grandes cantidades de contaminación por humo, liberar gases de efecto invernadero y degradar involuntariamente los ecosistemas. Pero los incendios también pueden eliminar la maleza muerta y moribunda, lo que puede ayudar a restaurar la salud de un ecosistema. En muchos ecosistemas, incluidos los bosques boreales y los pastizales, las plantas han evolucionado junto con el fuego y requieren la quema periódica para reproducirse.

Los mapas de incendios muestran la ubicación de los mismos que están activamente en todo el mundo mensualmente, según las observaciones del Espectrorradiómetro de Imagen de Resolución Moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA. Los colores se basan en el conteo de la cantidad (no del tamaño) de incendios observados dentro de un área de 1,000 kilómetros cuadrados. Los píxeles blancos muestran el extremo superior de la cuenta: hasta 30 incendios en un área de 1,000 kilómetros cuadrados por día. Los píxeles naranjas muestran hasta 10 incendios, mientras que las áreas rojas muestran tan solo 1 incendio por día.

Algunos de los patrones globales que aparecen en los mapas de incendios a lo largo del tiempo son el resultado de ciclos naturales de lluvia, sequedad y rayos. Por ejemplo, los incendios naturales son comunes en los bosques boreales de Canadá en el verano. En otras partes del mundo, los patrones son el resultado de la actividad humana. Por ejemplo, la intensa quema en el corazón de América del Sur de agosto a octubre es el resultado de incendios provocados por el hombre, tanto intencionales como accidentales, en la selva amazónica y el Cerrado (un ecosistema de pastizales / sabanas) hacia el sur. En toda África, una banda de quema agrícola generalizada se extiende de norte a sur sobre el continente a medida que la estación seca avanza cada año. La quema agrícola ocurre a fines del invierno y principios de la primavera cada año en el sudeste asiático. Y como veremos en la siguiente animación, Venezuela no se ha quedado atrás en lo que a incendios forestales se refiere anualmente, especialmente durante la época seca que comprende los meses de diciembre a mayo de acuerdo a la climatología de cada región:

Fuente: NASA

Otros artículos importantes: