El día de ayer fue observado en Praga, Repúlica Checa, una espectacular Corona Solar. Este es un fenómeno meteorológico óptico de difracción de la luz del Sol. Igualmente puede ser observado alrededor de La Luna.

Corona Solar. Foto: Tomas Trzicky, Praga, República Checa. 20/05/13

Corona Solar. Foto: Tomas Trzicky, Praga, República Checa. 20/05/13

Tomas-Trzicky-IMGP3378-pollen-corona-Prague-Castle_1369087576_lg

La luz del sol o de la luna que incide sobre gotas de lluvia, gotas de nube, el polvo o cristales de hielo de la atmósfera producen una gran variedad de espectáculos visuales. El arco iris es el más conocido pero hay muchos otros: las glorias, las coronas, halos de hielo y muchos más.

¿Qué es una corona?

Una corona es el conjunto de anillos de colores delicados y suaves que se observan cuando el sol o la luna están parcialmente cubiertos por nubes de pequeño espesor o de muy baja densidad. Se observan alrededor de la luna cuando ésta está llena y el cielo está oscuro. Al observar una corona solar, es necesario protegerse del sol mediante algún dispositivo que reduzca su intensidad a niveles seguros. Mirar fija y directamente al sol puede dañar permanentemente la vista. La difracción es la causa de la corona. Habitualmente la difracción es un fenómeno que se produce y observa a pequeña escala dentro de un laboratorio. La corona es una demostración de que el fenómeno de difracción puede producirse a gran escala en el cielo, donde todos lo pueden ver y, puede ser usada para explicar algunos de sus principios. La Corona difiere de los halos en que estos últimos se forman por refracción en lugar de difracción. La difracción ocurre en todo tipo de ondas, desde ondas sonoras, ondas en la superficie de un fluido y ondas electromagnéticas como la luz visible y las ondas de radio.

Tomas-Trzicky-IMGP3349-pollen-corona_1369087576_lg