El brote solar que llegó a M3.3 se llevó a cabo a las 17:46 UTC de ayer alrededor de una mancha solar nueva que gira a la vista en la extremidad noreste. La dirección de la llamarada solar no está determinada con exactitud, sin embargo, se observa que lleva una orientación para un golpe parcial en el campo magnético de la Tierra. Durante el día de ayer se produjo lo que se conoce como “R1 (Minor) Radio Blackout”, una leve afectación en los sistemas de radio.  Efectos moderados sobre la magnetósfera terrestre se espera continúen  en las próximas 36-48 horas.