Una erupción tuvo lugar la madrugada de éste  sábado al noroeste de la extremidad  del Sol como resultado de una eyección de masa brillante coronal (CME). Debido a la ubicación, la nube de plasma se aleja de la Tierra. La frecuencia de estos sucesos varía, de varios al día cuando el Sol está particularmente “activo” a menos de una semanal cuando está “tranquilo”. La actividad solar igualmente varía en un ciclo de 11 años (el ciclo solar). En la cúspide del ciclo suele haber más manchas en el Sol, y por tanto más erupciones solares. Cuando estas eyecciones ocurren de cara hacia la Tierra es entonces cuando la magnetosfera es afectada.